Compartir

Este martes por la tarde se realizó un allanamiento en un taller de calle 11 entre 8 y 10 de Hilario Ascasubi. El operativo fue ordenado por la Jueza de Paz de Villarino Dra. Miriam Carpintino en relación a una causa de retención indebida. Según fuentes policiales, el propietario del taller identificado como Boris Mijail Ortellao, cobraba por adelantado los trabajos, pero no los realizaba, quedando los rodados durante mucho tiempo sin ser entregado a sus dueños, quienes enviaron carta documento intimando a que devuelvan su vehículos. En el lugar se secuestraron dos rodados: una Fiat Strada (8 meses adentro del taller) y una Ford F-100 (dos años); según se supo, además, Ortellano habría vendido partes de ambos rodados. Por la causa tomó intervención la Ayudantía Fiscal del Pdo. De Villarino. Así comentaba lo ocurrido el subcomisario Damián Sandobal en la Zfm.