Compartir

El predio ubicado en el barrio 11 de Septiembre que supo albergar a muchas familias con diversas actividades deportivas y religiosas esta tratando de volver a resurgir gracias al trabajo de un grupo de jóvenes compuesto por catequistas, Cáritas, los exploradores del Batallón 45 y la colaboración de la comunidad que esta dando una mano para lo que ha sido poner en condiciones nuevamente el terreno, realizando el mantenimiento, instalando el servicio de agua potable como puntapié para seguir reacondicionando el lugar. Maximiliano Buss es uno de los que ha puesto manos a la obra, y dialogó con el móvil de la Zfm. Este 4 si el clima lo permite, se hará una misa de acción de gracia en la gruta. El que asiste podrá colaborar con un alimento no perecedero que será destinado a las canastas navideñas que el Templo San Pedro entregará a familias carenciadas. Escucha la nota completa.