Compartir

Para el asombro de una familia que vive en la zona rural, a tan sólo 10 km del casco urbano de Luro, encontraron una vaca de su propiedad “mutilada”. El animal hace 2 días estaba con vida, el dueño al ver que la vaca estaba muerta, se acercó para retírala del lugar y al darla vuelta observó que tenía cortes en el sector de la quijada, le faltaban los ojos, la lengua, las ubres y no había rastros ni manchas de sangre. Según comentaban los propietarios nunca habían visto algo parecido.
Tiempo atrás en un campo de la zona se había encontrado un animal en iguales condiciones