Compartir

El espacio recuperado hace unos años por el Instituto Don Bosco sufrió daños este martes, al ser violentada una puerta, y provocaron daños en una ventana en la locación que a raíz de la pandemia no estaba en funcionamiento. Además del oratorio, se daba la merienda a varios chicos. El objetivo es volver a realizar estas tareas y otras nuevas llevadas a cabo por alumnos del nivel secundario de la escuela salesiana cuan se vuelva a cierta normalidad por la pandemia. Darío Goycoechea se refirió en la Zfm a lo ocurrido, además indico que el delegado Jorge Alemañy se puso a disposición para poder otorgar unas rejas para el lugar y evitar hechos similares.