Compartir

El hecho ocurrió sobre las 13:45 cuando un llamado al 101 alertaba que una persona estaba arrojando piedras a una vivienda ubicada en el sector de calle 16 y 5 del barrio Bonaccina. Al llegar el personal policial, el joven, identificado como Rodrigo Navarro (20), se encontraba alterado y está vez comienza a arrojar piedras a los efectivos, los cuales logran reducirlo, detenerlo y trasladarlo a la Comisaría Local donde aguarda los recaudos legales correspondientes ya que fue aprehendido por atentado y resistencia a la autoridad.