Compartir

En las últimas horas el Ministerio de Salud israelí anuncio que solo ya no será obligatorio el uso de tapabocas en interiores. Ya en el mes de abril, se había habilitado el no uso de mascarillas al aire libre. Todo esto radica del éxito de su campaña de vacunación (desde diciembre con Pfizer) con un 63% de la población ya vacunada con las dos dosis.  Hernán Solomin, un periodista argentino radicado en Israel, comentó a la Zfm cómo fue la evolución de casos, la efectiva campaña de vacunación y cómo se siente volver a cierta normalidad tras un 2020 atípico.

Las autoridades sanitarias informaron, no obstante, que se mantienen algunas excepciones, por lo que la medida continúa en vigor para los trabajadores no vacunados, para quienes se encuentren en residencias para ancianos, al interior de aviones, o en casos de cuarentena.

Asimismo, informó que, si la tendencia a la baja en la mortalidad continúa y la campaña para vacunar a niños de 12 a 15 años, que comenzó el domingo pasado con 600.000 niños candidatos para la inoculación, tiene éxito, se consideraría eliminar el requisito del uso de mascarillas en las escuelas también.

Algunos sistemas de salud ya vacunaron a niños menores de 16 años en grupos de riesgo y no se detectaron efectos secundarios significativos de la inyección, informó la agencia Sputnik.

La campaña de vacunación masiva de Israel, donde ya se aplicaron ambas dosis a más de la mitad de la población, junto con las medidas de bloqueo, redujeron el número de nuevos casos diarios (basados en un promedio semanal), de 8.600 en el pico de la crisis de salud a solo 19 este domingo.

Desde el inicio de la pandemia, Israel registró 839.690 contagios y 6.428 muertes, según las cifras oficiales. Actualmente hay 212 casos activos y 29 personas en estado grave.