Compartir

El gobernador Axel Kicillof confirmó que Villarino ingresará en el confinamiento de 9 días decretado por el Alberto Fernández.
El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, señaló en conferencia de prensa que los distritos que permanecen en Fase 2 y 3 “pasan a estar bajo estas medidas de cuidado”.
Villarino está en Fase 3, lo que lleva al distrito a ingresar en los 9 días de confinamiento estricto.
En total son 126 municipios de la provincia correrán la misma suerte. La medida rige a partir de mañana 22 de mayo hasta el 30 inclusive.

Quedarán suspendidas las actividades sociales, económicas, educativas, religiosas y deportivas en forma presencial. Además, estarán habilitados los comercios esenciales, los comercios con envío a domicilio y para llevar. Sólo se podrá circular en las cercanías del domicilio, entre las 6 de la mañana y las 18hs, o por razones especialmente autorizadas.
A partir del 31 de mayo habrá una apertura de actividades, con las restricciones que rigen hoy, hasta mañana a la medianoche. La intención del Gobierno nacional es disminuir la circulación al mínimo para que disminuya lo máximo posible la curva de casos de coronavirus, que hace tres días supera los 35.000 casos diarios.
Voceros presidenciales dejaron trascender que “se implementarán las restricciones que corresponden a cada zona según los indicadores epidemiológicos y sanitarios”. Además, remarcaron “la firme decisión de hacerlas cumplir estrictamente”.
Una de las restricciones más importantes a tener en cuenta es que, desde este sábado, solamente estará permitido circular en las cercanías del domicilio, entre las 6 de la mañana y las 18 horas. Las únicas excepciones a esta regla son los trabajadores esenciales y aquellas personas especialmente autorizadas.
En lo que respecta a los comercios, se anunció que únicamente los esenciales continuarán trabajando con normalidad, mientras que el resto podrá hacerlo bajo las modalidades de envío a domicilio y para llevar.
Por esta razón, los negocios como peluquerías, salones de belleza y otros servicios similares,donde los clientes necesariamente deben ingresar al establecimiento para ser atendidos, permanecerían cerrados. También se suspendería la actividad del personal doméstico, entre otros.