Compartir

El delegado de Pedro Luro, Jorge Alemañy, se reunió con las familias que este domingo intentaron usurpar las viviendas de calle 13 entre 8 y 10 del Barrio Bonacina. Estas personas se refirieron a la necesidad habitacional que hay en en la localida, pero desde el municipio les hicieron comprender que de la forma en que quisieron tomarlas, es un delito. Alemañy indicó que esas 10 casas no se finalizaron ya que no llega el dinero desde la gobernación provincial. Por otro lado, el área de desarrollo social tomara contacto con las familias que se reunieron esta mañana con el delegado.