Compartir

El 2 de abril es el “Día Mundial de la Concientización sobre el Autismo” pero … ¿sabemos que es el “autismo”? Es un trastorno del desarrollo. Y eso… ¿que significa? Significa que las personas con este diagnostico nacen con esta condición, no “se hacen” debido a una cuestión vincular y emocional, si no que tiene una base genética que los predispone. Es importante poder, como papás, prestarle atención al desarrollo de nuestros hijos para que, ante cualquier sospecha, hagamos una consulta al pediatra o especialista que nos dé confianza, es mejor pecar en exceso que perder el tiempo.


Pero, ¿que me indica que tengo que consultar? Son niño/as que:
• Presentan alteraciones en su lenguaje: desde ausencia total del habla (se espera que para los 24 meses puedan armar oraciones sencillas de dos palabras) a un lenguaje perfecto y pedante pero sin poder hacer uso del mismo para “comunicar”;
• No presentan intención comunicativa: no suelen usar el gesto de señalar para pedir o comunicar algo, buscando resolver las cosas por sus medios sin pedir ayuda, no cuentan lo que hacen o lo que les pasa por mas que tengan un vocabulario perfecto;
• No suelen responder a su nombre: se los llama y parecen sordos;
• No comparten objetos de su interés con otros;
• No tienen contacto visual: no miran a los ojos y parecen no comprender el lenguaje “no verbal” de las demás personas (las sonrisas, los gestos) haciéndose difícil las relaciones con pares y adultos;
• Tienen dificultad para adaptarse a los cambios o a situaciones nuevas;
• Manifiestan conductas estereotipadas: Se mecen, dan vueltas, se balancean, se tuercen los dedos, caminan en punta de pie durante largo tiempo, aletean las manos, entre otros;
• No cuentan con juego simbólico: alinean o apilan los objetos, no hacen juegos de roles (ser doctor, mamá, policía, vendedor,etc), miran los objetos de forma poco común y desde diferentes ángulos;
• Pueden ser muy sensibles o no tener sensibilidad alguna a los olores, sonidos, luces, texturas y al tacto (contacto).
Como sociedad es importante saber que ellos pueden comprendernos si nos dirigimos con menos palabras y mas imágenes, saber que si evitamos estímulos innecesarios (ruidos, luces) podemos lograr que ellos, como todos, puedan participar de actividades sociales, respetando su derecho a vivir y disfrutar de lo que vivimos y disfrutamos cada uno de nosotros.
Debemos saber que ellos pueden presentar conductas disruptivas (problemas de conducta) por alguna situación de cambio o exceso de estímulos, pero esto no es un espectáculo para observar ni mucho menos una situación para juzgar la educación de los padres, es un estado donde se observa la situación de caos que viven internamente por un mundo poco predecible, con muchísima cantidad de estímulos y exigencias a las cuales no pueden hacer frente.
Busquemos como sociedad brindarles el espacio, tiempo, adaptaciones y respuestas que necesitan para poder participar de las mismas actividades que todos nosotros, algo tan simple y complicado a la vez como una salida a un restaurante o un mandado al supermercado.
Que este 2 de abril sea el comienzo de una sociedad con igualdad de oportunidades para todos. Aceptemos las diferencias!

Alejandra Ricart
Lic. en Psicología
Mgt. en TEA