Compartir

Los intendentes bonaerenses Carlos Bevilacqua (Villarino), Arturo Rojas (Necochea), Juan Miguel Nosetti (Saliquelló), Sergio Bordoni (Torquinst), Guillermo Britos (Chivilcoy) y Carlos Sánchez (Tres Arroyos), oficializaron el espacio Buenos Aires Primero, con sa realización de su primer Congreso provincial que se desarrolló en Necochea este fin de semana y volverá a replicarse en el mes de abril en Bahía Blanca. El grupo, que  no lo integran intendentes ni del Frente de Todos ni Juntos por el Cambio, tiene como objetivo abroquelarse ante el gobierno provincial y las elecciones legislativas de este año. Entre sus planes está lograr boleta única, supervivencia en la Legislatura y empuje desde el sur provincial. (Fuente: Infobae)

Se trata de intendentes que con sus distintos sellos partidarios de corte local buscan saltar la grieta y sobrevivirla dentro del sistema político bonaerense. El objetivo es tener más presencia en la Legislatura bonaerense y avanzar con un sistema de votación de boleta única.

Bevilacqua fue el impulsor del espacio. El intendente de Villarino busca posicionarse como un referente político del sur bonaerense, donde no hay demasiados votos (640 mil electores de un total de 13 millones que tiene la provincia) pero sí lugares de poder a repartirse en la Legislatura provincial. La extensa Sexta sección electoral tiene seis bancas en el Senado y otras once en la Cámara de Diputados. Cuatro de los seis intendentes que ficharon para Buenos Aires Primero gobiernan distritos del sur bonaerense y desde allí buscan desplegar.

Bevilacqua explicó que tiene una buena relación institucional con el gobernador Axel Kicillof como la tuvo con la ex gobernadora María Eugenia Vidal. Bevilacqua también integró una alianza con el Frente Renovador de Sergio Massa, al igual que el hoy intendente Chivilcoy, Guillermo Britos.

Desde Buenos Aires Primero buscan enfocar en la gestión pero se paran también en la pelea electoral. Por eso apuestan a la implementación de la boleta única. “Es muy difícil competir en igualdad de condiciones cuando tus adversarios tienen candidatos asociados desde presidente a gobernador. Cuando su lista se ve a lo lejos, porque presenta varios cuerpos, y la nuestra queda en un rincón o cuando no entrás en la disputa de temas que cubren los medios de comunicación. La boleta única electrónica elimina estas ventajas”, sostuvo Bevilacqua.

En el marco del Congreso provincial, este fin de semana también presentaron en sociedad al ex intendente de General Pueyrredón entre 2007 y 2011, Gustavo Pulti, como uno de los nuevos refuerzos. El marplatense vuelve al ruedo político luego de quedar relegado en la elección 2019. Al cierre de candidaturas en los últimos comicios, Pulti no acordó con el Frente de Todos que llevó a Fernanda Raverta como candidata a intendenta. Terminó yendo con una boleta corta con su espacio Acción Marplatense y salió tercero. En el sector de Buenos Aires Primero creen que la figura de Pulti podría arrimar votos provenientes de Mar de Plata y pelear por una banca en la Cámara de Senadores. Al peso territorial de “La Feliz” le suman lo que puede llegar a aportar Necochea con Arturo Rojas.

Un caso similar pergeñan para la Cuarta sección electoral que elige senadores provinciales y donde Kicillof precisa aumentar la representatividad. Guillermo Britos, reelecto intendente de Chivilcoy, balancea balancea entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. Su hermano, Fabio, ocupa una banca en la Cámara de Diputados y el mandatario chivilcoyano que en la última elección fue con el espacio Consenso Federal de Roberto Lavagna será el principal armador de Primero Buenos Aires en el oeste bonaerense.

El intendente de Necochea es otro de los actores importantes del espacio. Defensor de la gestiones del gobierno bonaerense para conseguir la vacuna contra el coronavirus y uno de los primeros vacunados en su distrito, Rojas sostuvo en el congreso provincial que “vale la pena hacer el esfuerzo y lograr la unión de los diferentes espacios políticos para lograr una alternativa que sirva para representar a los vecinos”. Rojas siempre trabajó bajo el ala del fallecido secretario general de Uatre, Gerónimo “Momo” Venegas. De hecho llegó a la intendencia con el sello del partido FE, bajo la estructura de Juntos por el Cambio. Luego se alejó del espacio opositor.

El bloque vecinalista es mirado con algo de atención en La Plata. Acaso sin proponérselo Kicillof le dio entidad propia cuando en la administración de la pandemia recibió -en algunas oportunidades- a todos los intendentes juntos que hoy integran Buenos Aires Primero.

Hubo más guiños: la última parada costera que hizo el mandatario provincial en el marco de la temporada estival había sido justamente en Necochea. Fue recibido con albricias por Rojas. Situación que no ocurrió, por caso, con el distrito de Pinamar que gobierna el macrista Martín Yeza. Aunque evaluó hacer desde Pinamar alguna de las habituales conferencias de prensa que Kicillof encabezaba, esa instancia no ocurrió. Por su parte, cada vez que pueden, los intendentes vecinalistas muestran su distancia del oficialismo provincial.

(Fuente: Infobae)