Compartir

Desde Región Sanitaria 1 ya se encuentra elaborando un plan para una eventual vacunación masiva contra el coronavirus. Esto se está haciendo luego de que el ministro de Salud provincial, Daniel Goyan, instruyera planificar distintas etapas para cuando lleguen la o las vacunas que estén aprobadas en fase 3 y hayan tenido acuerdo con el Gobierno. Lureano Alimento, Director Asociado de Región Sanitaria manifestó que se trabaja en la “incorporación de vacunadoras y vacunadores que ya son profesionales: enfermeras, enfermeros y otros profesionales de la salud a un proceso de capacitación”, pero también hay una “convocatoria a personal de salud que nunca haya vacunado, estudiantes de los últimos años de enfermería, medicina, trabajo social, odontólogos, colegios”. (fuente: La Nueva)

      Región Sanitaria I también está trabajando en los “espacios fríos donde recibimos las dosis de las vacunas. Algunas necesitan menos de 70 grados, otras menos de 20; mientras más frío necesiten más dificultoso se hace”.

Las vacunas que lleguen se van a repartir “en los 15 partidos de la Región I y la logística de distribución se hace en conjunto con los municipios, la Provincia y Nación y está garantizada por las fuerzas de seguridad”.

   Si bien expresó que quiere ser “cauteloso y prudente” con los tiempos que llevaría la vacunación, dijo que “si contamos con la vacuna a fines de diciembre, esperamos poder tener una gran cantidad de personas de grupos de riesgo vacunadas a fines de enero, para prevenir una segunda ola de contagios que, como vemos en otras partes del mundo, son muy pesadas”.

   No obstante, explicó que el tiempo que llevaría la vacunación depende de cómo sea finalmente cada vacuna, si una persona tendrá que ponerse una dosis o dos.

   “Las personas que se vacunarían primero son el personal de salud y los mayores de 60 años. También con patologías asociadas o personal esencial, como fuerzas de seguridad y docentes, pero eso se está definiendo”, contó Alimenti.

   Sobre la cantidad de vacunas que se necesitarían, puso como ejemplo a Tres Arroyos: “Esa población de riesgo consta de unas 12.000 personas mayores de 60, mas 4.000 con patologías y en total serian 20.000”, detalló.

   Igualmente, Alimenti aclaró que “esta primera cepa no va a ser obligatoria” y que “va a ser gratuita”.