Compartir

Así lo confirmaron los peritos que acudieron al lugar del siniestro. El foco ígneo no fue por un cortocircuito, sino que fue iniciado de manera intencional un poco más lejos de donde se pensó  inicialmente. Ademas se notó el faltante de los restos de un televisor, por lo que se supone que desconocido ingresaron en ese sector, se llevaron el aparato y luego prendieron fuego. Esto decía Lucio Serrón, administrador del complejo tras conocer la intencionalidad del hecho.