Compartir

El 30 de julio de 2010, tres asaltantes ingresaron por la puerta de servicio, redujeron al personal de seguridad y empleados y se llevaron $ 1,5 millones del Banco Nación de nuestra localidad. Hoy se cumplen 10 años de este hecho que nunca se esclareció y la causa judicial está archivada, por falta de pruebas para avanzar. Nunca hubo sospechosos ni se recuperó el botín..

Ese día, la policía de la localidad asistió tras un llamado a un falso hecho de sangre ocurrido en la estancia “Las Isletas”, lo que les dio el tiempo necesario a los ladrones para poder huir con tranquilidad en un vehículo de uno de los empleados el cual abandonaron cerca de La Salada.

De las imágenes de las cámaras del edificio ubicado en 5 y 28 no surgió nada porque los delincuentes usaban pasamontañas y, al parecer, también chalecos antibala debajo de la ropa.

Aquí un resumen de lo que graficaban distintos medios en relación a esta noticia.