Compartir

Desde el gobierno se prepara un programa de medidas económicas tipo plan “Marshall” – el que levantó de la crisis a la Europa de postguerra- pero modelo argentino y siempre que la naturaleza lo permita, orientado y planificado para cada problemática de cada región de la Nación, el mismo ya fue girado a la comisión de presupuesto de la Cámara de Diputados para su análisis.

Propicia un plan “Ahora 18” para motorizar el comercio y la producción nacional de electrodomésticos, hasta con reintegros de IVA en algunos casos y con hasta 3 meses de gracia para las primeras cuotas.

Promueve un blanqueo de capitales y créditos blandos con exclusiva orientación a la inversión productiva concreta, por ejemplo, agroindustrias y construcción; y prevé una importante moratoria impositiva y plan de obra pública.

El proyecto fue consensuado con la mayoría de las fuerzas políticas y gobernadores, que además contaran con la 3ra. cuota del IFE y financiación a proyectos productivos para sus economías regionales, facilidades para exportar y reducción de cargas patronales a las empresas que generen empleos, entre otras medidas.

También se enviará al congreso una nueva fórmula de cálculo de actualizaciones en las jubilaciones.

Mientras tanto el otro tema candente la deuda externa, se encuentra en  proceso avanzado de reestructuración de plazos esperándose solucionar antes de fin de julio, con una oferta en general del 53 % de reconocimiento en canje de deuda por parte de Argentina a los bonistas; hay distintos tipos de acreedores, con buena predisposición como Fintech y acreedores muy agresivos como BlackRock    que tratan de negociar por sobre la oferta Argentina y anular las cláusulas de negociación colectiva a la que se aferra nuestro país de acuerdo a su conveniencia.

Calificados analistas económicos del exterior, bancos y hasta el FMI apoyan la postura nacional muy criteriosamente ante el temor de la sola posibilidad que se produzca un efecto dominó con otras deudas en el mundo entero, que de todas maneras pueden producirse, mas dependiendo de la pandemia que de la negociación con Argentina.

No podemos dejar pasar por alto el profundo dolor e ingratitud que nos provoca la desaparición con vida de nuestro conciudadano Facundo, que nos retrotrae a otros tiempos del pasado en la patria, pero también con la firme convicción de expresar nuestra voluntad más esperanzadora en la justicia de hoy.

                                                                           Muchas gracias.-