Compartir

La luz de alarma se encendió por casos confirmados en Noroeste y 9 de Noviembre. Dos vecinos acudieron a la Unidad Centinela de su sector a hisoparse y dieron positivo. No estaban bajo seguimiento. El avance del coronavirus en los últimos días en Bahía Blanca complica el panorama, por una seguidilla de casos que determinaron la transmisión comunitaria, manteniendo en alerta a las autoridades que intensifican el pedido de extremar los cuidados por la amenaza que implica un brote sin control.

La lupa está puesta en dos barrios bahienses, distantes muchas cuadras uno del otro, donde se apunta a contener la situación, reforzando medidas y analizando futuras políticas de gestión para evitar la propagación.

En Noroeste, un ciudadano se acercó a una Unidad Centinela del sector y dio positivo en su hisopado. Se trata de una persona que no estaba bajo investigación epidemiológica, al no tratarse de un contacto estrecho con algún paciente infectado.

En el barrio 9 de Noviembre, en tanto, una situación similar. Un vecino comenzó con síntomas y en un centro de atención de esa misma naturaleza se practicó un testeo, diagnosticándose posteriormente la patología.

Además, el dolor de cabeza en el área de Salud de la comuna se hace aún más pronunciado por un guardiacárcel de Villa Floresta y un camionero que llegó a la ciudad, proveniente de el Gran Buenos Aires.

El temor entre las autoridades de Bahía Blanca es que se pueda replicar lo que ocurre por estas horas en los sectores populares del AMBA y CABA, donde desde el primer minuto de hoy comenzó la fase 1.

FUENTE: LA BRUJULA24.COM.AR