Compartir

En paralelo a la causa y al despliegue de efectivos federales en la región, el jefe de la Policía Bonaerense, Daniel García, llegó esta mañana a la subcomisaria de Mayor Buratovich, que quedará intervenida al igual que las seccionales de Pedro Luro, Teniente Origone e Hilario Ascasubi. En la primera de las mencionadas se desempeñan los oficiales Mario Sosa y Ayelén Flores, que fueron quienes interceptaron a Facundo en el acceso al pueblo y le labraron una infracción por incumplir la cuarentena. (Fuente: La Brujula)

La búsqueda de Facundo Astudillo sigue estando en el centro de escena. Pasan los días y la Justicia Federal -desde que se hizo cargo de la investigación- busca dilucidar la gran cantidad de interrogantes que rodean al caso.

Cabe destacar que en paralelo a la causa y al despliegue de efectivos federales en la región, el jefe de la Policía Bonaerense, Daniel García, llegó esta mañana a la subcomisaría de Mayor Buratovich, que quedará intervenida al igual que las seccionales de Pedro Luro, Teniente Origone e Hilario Ascasubi.

En la primera de las mencionadas se desempeñan los oficiales Mario Sosa y Ayelén Flores, que fueron quienes interceptaron a Facundo en el acceso al pueblo y le labraron una infracción por incumplir la cuarentena.

Después de ese espisodio, el paradero del joven es una verdadera incógnita.

Ayer, la justicia secuestró la patrulla de la localidad de Teniente Origone para ser peritada. El móvil concuerda con el descrito por los testigos aportados por los abogados de la familia de Facundo. Según éstos, arriba de una camioneta con esas características fue la última vez que se lo vio.

Este domingo, en tanto, el subcomisario de Mayor Buratovich, Pablo Reguilon, fue relevado de su cargo después de que uno de los abogados de la familia de Facundo, el Dr. Luciano Raúl Peretto denunciara que había sido amenazado