Compartir

El Ministerio Público Fiscal informó a través del sitio web que en el libro de guardia de la subcomisaría de Mayor Buratovich, secuestrado durante un procedimiento, “no existían faltantes de hojas ni se advertía la presencia de maniobra adulteradora alguna que permitiera suponer la existencia de alteración de su contenido”. La pericia fue ordenada en el marco de la causa en la que se investiga la desaparición del joven Facundo Astudillo Castro.  (Fuente: Frente a Cano)

“Se informó que la foja 128, correspondiente a anotaciones consignadas el 30/4/20, presentaba un borrado con líquido corrector, modificando la palabra “polad” por “cores””, dice el informe haciendo referencia a las horas extras que realiza el personal policial.

Además, se hace mención al procedimiento que se realizó ayer en esa subestación policial con la presencia de perros de la División K9 de los bomberos de Punta Alta y del adiestrador Marcos Herrero que, tal como informáramos, no arrojó resultados relevantes para la causa.

También en la víspera se libró orden de allanamiento y registro del puesto de vigilancia de Teniente Origone y domicilio del uniformador Alberto González, con el fin de secuestrar los libros de guardia y la libreta original con las anotaciones correspondientes al 30 de abril, día de la desaparición de Facundo.

Por su parte, el perito de la Sección Obtención de Evidencia Digital de la Policía Federal Argentina intentó ingresar a la cuenta de Gmail con los datos aportados a la cuenta que fuera suministrada como perteneciente al joven, “arrojando la medida resultado negativo debido a que las credenciales no eran válidas”.

A su vez dieron negativo los resultados de la búsqueda en Viedma y en el paraje El Guanaco, según el informe que remitió la Policía Federal y de la Prefectura Naval.

Desde la Fiscalía se pidió al Ministerio de Seguridad bonaerense los informes de AVL (localización)  correspondientes a los móviles operativos y no operativos asignados a la subcomisaría de Buratovich y a la Patrulla Rural con incidencia en esa misma localidad, a la fecha del 30 de abril y en la franja horaria comprendida entre las 15 y las 16 horas.

Finalmente, Google Inc. informó que pudo preservar registros de una cuenta de Gmail asociada a la línea usada por Facundo, por lo cual se solicitó al Juzgado que libre un nuevo oficio a la compañía, requiriendo la entrega voluntaria de la información de suscriptor.