Compartir

La Justicia Federal realizó hoy un allanamiento en el destacamento policial de Mayor Buratovich, donde suponen que estuvo Facundo José Astudillo Castro el pasado 30 de abril, el día que fue visto por última vez.

Fue tras un pedido de la jueza María Gabriela Marrón y el procedimiento está a cargo de la Policía Federal. Se llevaron teléfonos, libros de guardia, computadoras y los dos únicos patrulleros que tenía la fuerza policial en el mencionado lugar.

“El mismo día del rastrillaje hicimos una reunión con gente del K9. Ahí un oficial llamó a una chica vestida de policía y me dijo ´ella es Xiomara Flores, ella fue quien lo levantó a su hijo y lo llevó hasta la entrada de Teniente Origone. Resulta que esta mujer nunca me miró a la cara y estuvo todo el tiempo con un superior al lado. Además, la oficial estaba de civil ese día y supuestamente lo llevó en su auto particular”, agregó.

Las dudas de Cristina aumentaron al llegar a Mayor Buratovich, donde había cinco patrulleros en la entrada y donde, según su relato, fue recibida por el comisario Navarrete, quien, levantando el tono, le dijo que “siguieran hasta el cruce de las rutas 3 y 22, que en Buratovich no tenían nada que hacer”.

“Yo creo que mi hijo nunca llegó a Bahía. La policía me dijo que lo dejaron seguir, pero los testimonios se contradicen. En la primera declaración, un oficial de apellido Sosa dice que a Facundo lo levantó una Dunster Oroch y después dijo que se alejó caminando”, contó.

La fiscalía federal de Bahía Blanca realiza un allanamiento de la subestación Policía Comunal de Mayor Buratovich, a 95 kilómetros de Bahía Blanca. “Es con el objeto de secuestrar los libros de guardia, registros y novedades de la dependencia, de los handies utilizados por el personal policial, de la camioneta Hilux doble cabina señalada por testigos como el rodado al que el personal policial hizo subir a Facundo Astudillo Castro (22) el día 30 de abril pasado, alrededor de las 15.30 horas”, dice la orden firmada por el fiscal Santiago Ulpiano Martínez.

Identifica al móvil como el 23360 de esa repartición y pide el secuestro “de todo otro vehículo vinculado a dicha dependencia”, así como también de los celulares de cuatro agentes policiales, Alberto González, Siomara Ayelén Flores, Jana Curruhinca y Mario Gabriel Sosa y de cualquier otro elemento que pudiera estar relacionado con la presente pesquisa”.

Fuente: labrujula24, clarin, infoluro