Compartir

Se trata de un estudio de geolocalización de patrulleros. Tres testimonios dieron cuenta de cuál sería la camioneta a la que fue subido el joven antes de desaparecer. El Dr. Luciano Peretto (en la foto, ingresando al Juzgado Federal de Bahía Blanca junto a Cristina Castro), indicó esta mañana en Radio Altos que el operativo lo llevan adelante 170 efectivos de la Policia Federal, más personal de Gendarmería, de la PSA y de Prefectura, además de drones y helicóptero que “van a sobrevolar zona de fango y el Salitral de la Vidriera” y perros. También hay un equipo de comunicaciones que se montó en Cabeza de Buey para tener mayor conectividad. (Fuente: Frente a Cano) (foto: FM de la Calle)

Los equipos de trabajo se dividieron en dos: desde el kilómetro 714 de la ruta 3 hacia Teniente Origone y desde esa localidad hacia el control Fitosanitario. “El objetivo es empezar a descartar la proximidad de Facundo a Bahía Blanca para centrar la investigación entre Origone y Buratovich”, agregó.

En tanto, los abogados de la familia del joven se reunirán con el fiscal Santiago Ulpiano Martínez. En ese encuentro “queremos redondear la cuestión probatoria. Tenemos testimonios muy valiosos que, si nos llegamos a nutrir de prueba objetiva, estamos prácticamente con la causa resuelta”.

En tal sentido refirió que “tenemos tres testigos que lo ubican a Facundo en una camioneta a las 15:32 del 30 de abril en Buratovich. Son tres testigos con prueba concordante y prueba documental de que tenían permiso para circular y que dicen que Facundo es ascendido a un móvil de la policía de la provincia de Buenos Aires”.

Este mediodía se tendrá el estudio de geolocalización de esa unidad. “La línea lógica dice que Facundo ascendió a un patrullero y  ahí se produce la desaparición. Si logramos esos testimonios confrontarlo con la prueba objetiva, la geolocolización de teléfonos o la pericia de los teléfonos estamos en codiciones de decir que los que conducían ese patrullero son los que hicieron desaparecer a Facundo“.

Por último, el abogado refirió que los teléfonos que fueron peritados pertenecen a los uniformados Jana Curruhinca, Mario Gabriel Sosa, Xiomara Flores y Alberto González. Se le suma un quinto teléfono que pertenece al municipio de Villarino y es utilizado en el destacamento de Teniente Origone.