Compartir

Dentro de la gama de opciones forrajeras que existe para alimentación animal, la avena/cebada-vicia constituye una muy interesante, ya que la mezcla de una gramínea y una leguminosa tienden a equilibrar la dieta aportando carbohidratos y proteína respectivamente en un solo alimento o ingesta. El Espacio Ganadero a cargo de la Ingeniera Agrónoma Josefina Marinissen nos brindó un completo informe.

La proporción de cada una en la mezcla, y el momento fisiológico nos habla del valor nutritivo y consecuentemente de cómo se comporta frente a los requerimientos de los animales que los consumen. En este sentido, es fundamental conocer la composición química de la mezcla para así poder balancearla con otros alimentos (concentrados energéticos – henos) según sea necesario en función de la categoría animal que la consuma, y del estado fisiológico que se encuentre (caso de un vientre en gestación, lactancia).

A continuación expondremos una serie de dietas basadas en avena–vicia y vicia pura y complementaremos con los alimentos que sea necesario para cubrir los requerimientos o necesidad de los animales.

La avena-vicia y la vicia pura serán consumidas en pie, es decir a través del pastoreo directo, con vaca de cría seca y en segundo mes de lactancia (considerado de máximo requerimiento). Posteriormente se planteara el mismo esquema con ternero/novillito (invernada) y novillo terminación.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1.jpg

Cabe mencionar, que la vicia “villosa” se encuentra en un 25% en la mezcla con avena. Las raciones se realizarán con la vicia en tres períodos fenológicos; vegetativo (marzo-mediados de octubre), floración (mediados de octubre – principios de diciembre) y madurez fisiológica (principios de diciembre hasta cosecha).

La disponibilidad de forraje y la asignación que se haga del mismo a los animales deben permitir alcanzar el máximo consumo posible, es decir no deben existir limitantes de consumo. El consumo de MS de novillos a pastoreo, en general no es afectado con disponibilidades de forraje que oscilan entre 900 y 3600 (kg MOrgánica/ha), lo que equivale aproximadamente al 2 – 2,5%del peso vivo de los animales (Chifflet de Verde et al., 1974; Torroba y Serna, 1975; NRC, 1987). Para expresarlo más fácilmente, Duble et al. (1971), aducen que la máxima tasa de crecimiento animal puede ser alcanzada con disponibilidades entre 750 – 1000 (kg MS/ha), siempre que estemos frente a un forraje con un 50 o 60% de digestibilidad.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1.jpg

El tipo de dieta a usar, va a depender de la condición general del animal y del momento fisiológico en el que se encuentre. En el caso de la vaca de cría, consideraremos que se encuentran en condición corporal (CC) 5 (tabla 1-9) (Whitman, 1976) o 3 (tabla 1-5) (Lowman y col, 1976), es decir una buena condición para la producción (servicio, parición y lactancia).

Se considerará para el armado de las raciones un ciclo completo de producción, con un servicio a los vientres desde octubre a diciembre, una parición/lactancia desde julio a septiembre, y un destete (convencional), en marzo. De modo que el servicio será sobre una avena–vicia en floración/madurez fisiológica y la parición/lactancia y el destete sobre una avena–vicia en estado vegetativo (fig. 1).

En la tabla 1, se muestra el valor nutricional según el estado fenológico de la avena-vicia y vicia villosa pura.

Figura 1. Momento fisiológico de la vaca y fenología del cultivo de avena-vicia.

Tabla 1. Estado fenológico, valor nutritivo de la avena-vicia y vicia villosa pura (Fuente: Renzi, JP et. al. 2010).

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1.jpg

Raciones para vaca de cría. Seca – Lactancia.

Dieta 1. Vicia Villosa – Estado vegetativo

Categoría animal: Vaca adulta, seca, 150 días de gestación, 400kg de peso vivo, 5 CC.

Ingredientes de la dieta: Vicia villosa. Estado: Vegetativo (VG).

En este caso, como puede observarse para esta categoría con vicia como único alimento, cubrimos los requerimientos y ganamos peso, con lo cual sería una excelente alternativa para la vaca durante el periodo invernal antes de la parición. Teniendo en cuenta el momento del año y los recursos que pueda haber disponible en los campos, podríamos estar combinando la vicia con pasto llorón (diferido), sorgo diferido, rastrojos de cultivos de gruesa, etc. Utilizar un recurso como la vicia, con los altos contenidos de proteína que posee, permite no solo mantener los vientres en buen estado corporal sino además consumir el pasto seco (forrajes de baja calidad- FBC), que de otra manera no podrían ser aprovechados. Esto es posible dado que el contenido de proteína (nitrógeno) de la vicia, permite el crecimiento y desarrollo de las bacterias ruminales (celulolíticas), y consecuentemente el consumo de la fibra (hemicelulosa – celulosa) de los FBC, permitiendo así y el aprovechamiento de los mismos.

Dieta 2. Vicia Villosa – Estado vegetativo y pasto llorón diferido

Categoría animal: Vaca adulta, seca, 150 días de gestación, 400kg de peso vivo, 5 CC.

Ingredientes de la dieta: Vicia villosa. Estado Vegetativo + Pasto llorón diferido.

Valor nutritivo del pasto llorón: 57%DMS – 7%PB – 2,05McalEM/kgMS.

Con esta dieta, la GDP disminuye en unos 100g, considerado no representativo para un vientre en buen estado corporal, teniendo en cuenta además la ventaja de poder consumir la fibra de los forrajes secos.

Cuando el vientre se acerca a la parición (julio) y consecuente lactancia, la demanda energético/proteica aumenta considerablemente para poder generar y mantener la producción láctea. De modo que si continuamos con la vicia, aún en estado vegetativo, y no agregamos ningún alimento complementarios, la GDP tiende a disminuir y según el estado corporal de la vaca, se puede ver comprometido el servicio, ya que frente a una disminución de la calidad y cantidad de la ingesta, y con el vientre en lactancia, lo que en el animal restringe es la aparición del celo antes que la disminución en la producción de leche, manteniendo la misma con sus propias reservas corporales (de esto la disminución en la CC). Para evitar esta situación y que la vaca no comprometa su estado corporal y pueda preñarse sin problema, al inicio del servicio, lo conveniente sería combinar el forraje base con otros recursos alimenticios. Lo ideal en estos casos, sería agregar algún grano, cuanto más energético mejor, y algo de fibra, para favorecer la producción láctea (la digestión de la fibra genera a nivel ruminal ácido acético, favorece la producción de leche).

Dentro de los granos más comunes encontramos el maíz, la avena y la cebada. La elección del grano a usar va a ser el de avena. Este no solo aporta energía, sino también proteína y fibra, con la ventaja adicional que gracias a este último componente se reduce notablemente la posibilidad de provocar trastornos metabólicos (acidosis), con la ventaja que implica en las suplementaciones “extensivas” o “poco controladas”. Cada aclarar, dado que está tomando gran protagonismo en la región, que el grano de cebada es asimismo una excelente opción, con la ventaja sobre la avena, de una mayor concentración proteica. Más aun si los cultivos son fertilizados durante su ciclo productivo con urea.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1.jpg

Dieta 3. Vicia villosa – pasto llorón – grano de avena/cebada

Categoría animal: Vaca 2º mes lactancia, 400kg de peso vivo, 5 CC.

Ingredientes de la dieta: Vicia villosa. Estado Vegetativo + Pasto llorón diferido + Grano avena. Valor nutritivo del grano de avena: 77%DMS – 13%PB – 2,77McalEM/kgMS.

Con esta dieta alcanzamos una GDP de 0,450kg/día, con un pequeño desbalance proteico. Para resolver este déficit, tengo que eliminar el pasto llorón diferido, pudiendo haber tres opciones;

  1. agregar un 20% heno de alta calidad (11 – 15%PB), lo cual representa unos 2,5kgMF/día con la misma proporción de vicia y GA.
  2. aumentar la participación de la vicia al 80%, lo cual representa unos 45,5kgMF, sacando la fibra de la dieta (esto además permite aumentar la GDP en 140g),
  3. o utilizando la mezcla avena vicia, en lugar de la vicia pura más un heno de alta calidad (no menos de 20%PB). En este caso, dado que la mezcla tiene un mayor contenido de energía, podríamos eliminar el grano de avena y de todos aumentamos la GDP en 100g. La dieta quedaría entonces:

Dieta 4. Avena-vicia y heno de alfalfa pura

Categoría animal: Vaca 2º mes lactancia, 400kg de peso vivo, 5 CC.

Ingredientes de la dieta: Avena-vicia. Vegetativo

Heno alfalfa. Valor nutritivo: 64%DMS – 22%PB – 2,30McalEM/kgMS.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1.jpg