Verdeos de invierno combinados con vicia Versatilidad y nutrición Recría y...

Verdeos de invierno combinados con vicia Versatilidad y nutrición Recría y terminación

83
Compartir

Dentro de la gama de opciones forrajeras que existe para alimentación animal, la avena/cebada-vicia, constituye una muy interesante, ya que la mezcla de una gramínea y una leguminosa tienden a equilibrar la dieta aportando carbohidratos y proteína respectivamente en un solo alimento o ingesta. La Ingeniera Agrónoma Josefina Marinissen nos brinda en el Micro Ganadero, un completo informe.

La proporción de cada una en la mezcla, y el momento fisiológico nos habla del valor nutritivo y consecuentemente de cómo se comportara frente a los requerimientos de los animales que los consumen. En este sentido, es fundamental conocer la composición química, el valor o la calidad nutricional de la mezcla, para así poder balancearla con otros alimentos (concentrados energéticos – proteicos – henos) según sea necesario.

A continuación expondremos una serie de dietas basadas en avena/cebadas–vicia y complementaremos con los alimentos que sea necesario para cubrir los requerimientos o necesidad de los animales. En esta oportunidad, nos enfocaremos en la invernada o recría y en la terminación de los novillos.

La avena/cebadas – vicia serán consumidas en pie, es decir a través del pastoreo directo, con ternero/novillito (invernada) y posteriormente novillo terminación.

Cabe mencionar, que la vicia se encuentra en un 25% en la mezcla con avena. Las raciones se realizarán con la vicia en dos períodos fenológicos; vegetativo (marzo-mediados de octubre) y floración (mediados de octubre – principios de diciembre), coincidiendo entonces con el periodo de invernada (vegetativo) y terminación (floración).

Antes de mostrar la eficiencia de distintas dietas empleando este recurso forrajero de gran bondad, me gustaría recordemos la importancia que tiene el manejo de la alimentación es decir la nutrición “correcta y ajustada” durante el periodo de recría.

La recría se define como la etapa de crecimiento animal, dado por el aumento de los tejidos musculares, óseo y graso, medido usualmente como un cambio en el peso vivo. La importancia de este período radica, en que es el momento en el que el animal es más eficiente en la conversión de alimento a músculo, y el MUSCULO es CARNE, sumado a que corresponde a la etapa del ciclo en la que más cantidad de kilos se producen.

La recría comienza con el destete y finaliza, cuando las hembras están en condiciones de ser entoradas (en la cría), y en invernada puede variar con; la edad del animal, una fecha preestablecida, o cuando los animales logran un peso determinado a partir del cual están en condiciones de ser sometidos a una dieta de engorde/terminación, esto ocurre en nuestros animales (razas británicas de frame 4) a los 280/300kg de peso vivo promedio.

El nutriente “estrella e infaltable” durante el periodo de recría es la PROTEINA, la proteína garantiza el correcto desarrollo muscular. La proteína en los sistemas extensivos la ofrecen los pastos verdes. Y hablando de pastos verdes, los recursos invernales combinados con vicia son una excelente opción para lograr este objetivo; CONFORMAR – ARMAR LA CAJA de nuestros terneros.

Ejemplos de dietas para RECRÍA con verdeos de invierno + vicia

En esta oportunidad consideraremos dietas que abarquen desde destete hasta terminación, es decir desde marzo hasta fin de noviembre/diciembre, con una avena-vicia que ira desde estado vegetativo (marzo-septiembre) a floración (octubre-diciembre). El peso de destete se fijará en unos 180kg y el de terminación en 420kg, para razas británicas.

Con avena-vicia como único componente de la dieta, logramos cubrir al 100% las necesidades de un ternero de destete de 180kg que debe ganar como mínimo 550g. Esto se da ya que al contener el forraje el 18,4% de proteína y permitir el consumo sin restricción del mismo, logramos cubrir la necesidad proteica del ternero para su propio desarrollo. Si quisiéramos mejorar la ganancia de peso vivo, es preciso incorporar un grano, es decir debemos suplementar el pasto con energía. La suplementación con concentrados energéticos sobre forrajes de alta calidad, genera un efecto de sustitución de forraje por grano y uno de adición, dado por el aumento en la ganancia de peso.

El grano a elegir será la cebada, por su perfecta complementación entre energía y proteína, lo cual permite un exquisito balance ruminal de nutrientes. El 92% de su energía estará disponible en el rumen una vez digerido el almidón por las bacterias amilolíticas, y se podrá acoplar rápida y eficientemente con el nitrógeno también rápidamente disponible presente en el verdeo.

Es importante recordar que la eficiencia de la suplementación sobre los forrajes no dependen de los excesos de grano, sino del ajuste de las cantidades a ofrecer, el momento en que se ofrecen (siempre el mismo, no importa cual), la disponibilidad de espacio para el consumo por parte de los animales, entre las mas relevantes.

La cantidad de grano a ofrecer en suplementaciones sobre forrajes de alta calidad, caso verdeos de invierno con vicia, en general no debería exceder el 1,5% del peso vivo de los animales.

Siguiendo con este ejemplo, a los terneros de 180kg de peso vivo los suplementaremos con 2,5kg de grano de cebada (1,5%PV), como mencionamos la sustitución que se genera permite reducir el consumo de verdeo en unos 2,200kg y aumentar la ganancia de peso en unos 0,350kg. Lo interesante de la suplementación radica entonces en;

  • Reducir el consumo de forraje, permite aumentar la carga animal, hacer reservas (rollos – cosecha de grano).
  • Aumentar la ganancia de peso vivo por encima de los 250g.
  • Llegar antes a los 280kg para poder comenzar con la dieta de terminación, reduciendo el uso de los recursos y los costos. Con 650g de ganancia los animales demoran en llegar a los 280kg unos 150dias, en cambio ganando un kilo se demorarían solo 100 dias, es decir nos ahorramos 50 días de consumo de forraje y grano. ANALIZAR LA SUPLEMENTACIÓN SOBRE LOS FORRAJES DE ALTA CALIDAD!!!

Si tomamos como base esta dieta y avanzamos en el tiempo, llegaremos a septiembre con un novillo de 360kg peso vivo (1,000kg*180 días considerando de marzo a fin de agosto), por lo que en este momento cambian los requerimientos, pasando a ser fundamental la energía para lograr el engrasamiento y la consecuente terminación.

Si continuáramos con este esquema de suplementación sobre la avena – vicia en estado avanzado de su ciclo, con el cambio lógico de los parámetros nutricionales (baja proteína), el animal no sería capaz de sostener la ganancia de peso de 1- 1,2kg/día. Aumentar la cantidad de grano sobre esta vicia tampoco sería una opción ya que se generaría un desbalance ruminal proteico, que no permitiría lograr la eficiencia que buscamos, la opción en este caso es complementar la dieta con un concentrado proteico que permita corregir la falta de proteína del verdeo lógica en este momento de su ciclo. En este caso agregando un 18% de expeller de girasol junto a 60% de grano y un 22% de forraje, logramos complementar perfectamente al verdeo de avena vicia para continuar sosteniendo una ganancia de 1,200kg y llegar noviembre con un novillo de 420kg.

En el caso de querer emplear los silajes con este tipo de recurso en terminación es preciso asimismo complementar con proteína extra, ya que el silaje al ser bajo en proteína, disminuye mucho el valor proteico total de la dieta.

ACOMPAÑAR LOS VERDEOS DE INVIERNO CON VICIA ES UNA EXCELENTE OPCIÓN PARA MEJORAR LA CALIDAD DE LA DIETA. ES VERSATIL Y NUTRICIONALEMNTE APROPIADA PARA TODAS LAS CATEGORIAS ANIMALES. BALANCEARLA CORRECTAMENTE MEJORA AUN MÁS SU EFICIENCIA