Médanos: estafan a abuelos y les roban los ahorros de su vida

Médanos: estafan a abuelos y les roban los ahorros de su vida

160
Compartir

Los casos fueron reportados en Médanos en el último mes. Con la promesa de depositarles el IFE, un retroactivo o la reparación histórica, desconocidos obtuvieron las claves bancarias y saquearon sus cuentas o sacaron créditos a su nombre. Cuatro adultos mayores con pérdidas millonarias por estafas, les robaron en 5 minutos los ahorros de su vida de trabajo.

   Pérdidas económicas totales por unos 7 millones de pesos sufrieron varios adultos mayores del partido de Villarino que en las últimas semanas resultaron víctimas de una amplia red de estafadores, otra vez mediante engaños de falsos empleados de la ANSES u otros organismos públicos.
Una de las maniobras estuvo vinculada nuevamente con el supuesto cobro del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), para lo cual convencieron vía telefónica a los damnificados de suministrarles sus claves bancarias.
Cuando se hicieron de esa información, los delincuentes accedieron a las cuentas de los denunciantes y se apoderaron de cuantiosas sumas.
Al menos en un hecho el monto fue millonario. El blanco fue una jubilada de Médanos que el lunes denunció la sustracción de la totalidad de los ahorros de toda su vida.
Las otras tres estafas también se consumaron en esa ciudad, todas a partir del 10 de mayo pasado.
Los engaños, según informó una fuente judicial, tuvieron como escenario la sucursal medanense del Banco de la Provincia de Buenos Aires, cuyas autoridades –según afirmó- no se responsabilizarán por lo ocurrido.
“La modalidad de las estafas consiste en que llaman a una persona muchas veces cambiando su discurso; dicen que son de ANSES y le van a depositar el IFE, van a percibir una bonificación, un retroactivo o una reparación histórica”, explicó el informante.
 “Con cualquier excusa los hacen ir al cajero automático, gestionar la clave Token, modificarla y suministrársela; en ese momento les vacían sus cuentas. Es un engaño telefónico con el cual hacen ir a la gente al cajero con la tarjeta, llaman a la víctima al celular en ese momento y le piden que les pase la clave que le arroja el cajero. Con eso, los delincuentes hacen un desastre”, resaltó.
En la ayudantía fiscal de Villarino ingresó, a principios de la semana pasada, la denuncia de una mujer de más de 70 años que fue despojada de millones de pesos en “sólo cinco minutos”. Es para tomar dimensión de la gravedad de este tipo de estafas.


Otra variante del ardid


   Con una mecánica diferente, los ladrones prometen a sus víctimas el depósito de 10.000 pesos correspondientes al IFE y gestionan un adelanto del sueldo de los supuestos beneficiarios que cobran sus jubilaciones o haberes a través del Banco Provincia.
   “Entonces la gente ve ese depósito de 10.000 pesos y se queda tranquila. Los estafadores les dicen que por 24 horas no realicen ninguna operación porque se tienen que actualizar las claves”, expresó un investigador.
   “En ese ínterin les vacían las cuentas y depositan el efectivo en la cuenta de otra persona, de quien los estafadores tienen los datos porque también la engañaron. El primer depósito lo hacen a otra víctima y desde esa cuenta distribuyen el dinero en 20 cuentas distintas”, explicó.
   “Además efectúan pagos por Pago Fácil en Córdoba y Santiago del Estero. Es una red de estafadores grandísima”, sostuvo.


   A aquellas víctimas que no tienen grandes sumas en el banco, los malvivientes les tramitan el otorgamiento de costosos créditos personales por 400.000/500.000 pesos, por los cuales los damnificados deben pagar una cuota mensual de, por ejemplo, 40.000 pesos durante 3 o 4 años.
   “Toda esta maniobra la hacen en 15 minutos. Para cuando la persona se da cuenta de que la estafaron, radica la denuncia, ésta ingresa a la fiscalía y el banco brinda los datos, esa plata está en cualquier parte. Ya la hicieron triangular 20 veces y es dificilísimo poder recuperarla”.
   “Tenemos otro caso de un hombre que trabaja en la salina, a quien le sacaron un crédito de 700.000 pesos y debe cobrar 40.000 o 50.000 pesos por mes. A esta persona directamente la ‘liquidaron’, porque va a tener que pagar una cuota mensual de más de 30.000 pesos durante 3 años”, enfatizó el vocero.


Cuidar a los mayores


   El hombre hizo hincapié en la necesidad de alertar a los adultos mayores sobre estas maniobras delictivas. Ellos son el principal blanco de estafadores.
   “Son las principales víctimas porque no se manejan con los cajeros automáticos y tarjetas, entonces es necesario advertirles que ante estas llamadas hay que cortar la comunicación, dar aviso a la policía y en ningún caso dirigirse a un cajero ni mucho menos revelar claves o información de las cuentas”.
   “Si bien hubo algunos casos de estafas a gente joven, los estafadores se aprovechan en su mayoría de los más viejos y realmente los funden”, finalizó.


También de Desarrollo Social


Simulación. Los estafadores también se hacen pasar por empleados del Ministerio de Desarrollo Social para lograr su cometido.

Postura. El Banco Provincia informó que no se hará responsable de los perjuicios monetarios a los estafados.

Responsabilidad. Desde la entidad aseguran que “si vos le das la clave a alguien que no es el titular de la cuenta, es pura y exclusiva responsabilidad tuya. En ningún caso el banco te va a devolver un centavo y te va a cobrar el crédito”, señaló una fuente de la fiscalía.

FUENTE : La Nueva