Compartir

Se trata de Rodrigo Morales oriundo de Pedro Luro pero que se encontraba radicado en el barrio Confluencia de la capital neuquina. Sobre él pesaba una orden de detención desde el 16 de diciembre de 2014 por varias causas de relevancia como la posible participación  en el homicidio de Saúl Reyes en Lago Parque la Salada en 2010; una por tentativa de homicidio  del oficial José Romero en La Salada a quien le efectuaron entre 17 y 18 disparos con 4 que impactaron en su cuerpo (año 2011); y en 2016 una causa por tentativa de homicidio y privación de la libertad. Unas fotos tipo selfie que Morales se había tomado y subido a Facebook sirvieron para determinar en parte, dónde se encontraba, y reducir así el espectro de búsqueda de la investigación. En estos momentos el detenido se encuentra alojado en Neuquén y será trasladado hasta Villarino. Así lo comentaba Marcos Navarrete, Jefe de la Policía Comunal.

Rodrigo Nicolás Morales, quien para algunos investigadores podría tener relación con el asesinato del policía Saúl Reyes, cometido hace casi 8 años en La Salada, cayó esta mañana en Neuquén porque tenía pedidos de captura por otras causas judiciales.

      Fue luego de un largo trabajo de investigación y vigilancia que incluyó a la delegación local del Departamento Casos Especiales de la policía bonaerense y a la oficina de Identificación y Búsqueda de Personas del Ministerio Público Fiscal de Bahía Blanca.

   Ambas unidades contaron con la colaboración de la policía de Nequén para dar con su paradero.

   El acusado tenía pedido de captura activa de la justicia de Garantías local, desde marzo de 2015, por un robo agravado, y también era buscado por el Tribunal en lo Criminal N° 2, en el marco de una causa por tentativa de homicidio criminis causa, robo doblemente agravado y privación de la libertad.

   En este último caso fue juzgado y absuelto en 2014 porque las pruebas no eran del todo contundentes, aunque -al mantener su condición de procesado porque la sentencia no estaba firme- lo quisieron notificar en 2016 por un recurso del fiscal a Casación, y no lo pudieron ubicar.      

fuente: La Nueva e Infoluro