Compartir

Ante las precipitaciones ocurridas a fines de abril y principios de mayo, el escenario productivo presenta nuevas características a las analizadas en la Actualización Abril 2020. Se analiza brevemente el cambio en Villarino y Patagones en el marco de un pronóstico oficial que proyecta una mayor probabilidad de ocurrencia de precipitaciones en la categoría inferior a lo normal para mayo, junio y julio. Se observa que algunos productores de la región están preparando la cama de siembra o sembrando con un excesivo refinamiento del suelo, con el riesgo erosivo que eso implica.

Precipitaciones de abril en la región

Las precipitaciones durante el mes de abril estuvieron por encima de lo normal en gran parte de la región, hacia el sur fueron aproximadamente normales. En mayo se sumaron hasta el momento precipitaciones en Patagones.

Pronóstico mayo-junio-julio 2020

El fenómeno El Niño / La Niña ~ Oscilación del Sur se encuentra actualmente en condiciones neutrales. Estas condiciones se mantendrían durante el otoño y principios del invierno. En cuanto al índice del Modo Anular del Sur, presentó valores negativos durante la segunda mitad de abril y comienzos de mayo; cabe mencionar, que valores negativos de este índice, favorecen a una mayor entrada de frentes fríos  en el área.

El estudio de diversos modelos de predicción climática para el trimestre mayo-junio-julio resulta en un pronóstico de precipitación con mayor probabilidad de ocurrencia de la categoría inferior a la normal (45-50%). Y la temperatura media con mayor probabilidad de ocurrencia en la categoría superior a la normal (45-50%) en el extremo sur de la zona y en el resto del área climatología (no hay una categoría con mayor probabilidad).

Situación Villarino

  • Se observa un incremento de la humedad en el suelo, sin llegar a recargarse todo el perfil
  • Muchos lotes se encuentran sin barbecho ni condiciones adecuadas como para sembrar un cultivo de invierno
  • En los suelos preparados se observan buenas perspectivas de implantación
  • Que hacer con la humedad disponible:
    • Si existen lotes con algún tipo de preparación previa destinarlos a siembra de avena o avena + vicia para confección de reservas (heno o grano). Realizar siembras tempranas (segunda quincena de mayo).
    • Comenzar la preparación de lotes con destino a siembra primaveral (septiembre-octubre) de pasturas perennes (pasto llorón o mijo perenne), utilizando herbicidas o cincel, descartando herramientas de disco en esta época para evitar la erosión eólica.
    • Evaluar incidencia de gusano blanco, malezas, piso de arado
    • Comenzar los barbechos largos para siembra de verdeos de verano (sorgo, maíz, mijo, moha), a sembrarse durante la primera quincena de noviembre. La conservación de la humedad en el perfil hasta la primavera y el control de las malezas presentes aseguraría parte del éxito del futuro verdeo de verano. Utilizar herbicidas o cincel.

Situación Patagones

  • A pesar de no ser abundante la precipitación, la misma fue eficiente, lo que generó una aceptable y pareja recarga del perfil
  • Luego de las precipitaciones reaccionaron los verdeos, pasturas y pastizales
  • Se reactivaron las labranzas y la siembra de trigo
  • Se observan productores sembrando trigo en lotes con alguna preparación

Cereales para cosecha:

  • No se recomienda sembrar cereales para cosecha si en el lote no se observan las reservas hídricas adecuadas (H°>60mm) en el momento de la siembra, si las condiciones de fertilidad química no superan las 15 ppm de fósforo y si el lote no tiene una cobertura de rastrojos conveniente para evitar la erosión (inferior al 30%).
  • Descartar lotes con piso de arado que condicionen la infiltración del agua de la lluvia y el crecimiento de las raíces.
  • No refinar el suelo, evitar el uso excesivo de rastras de discos
  • Realizar análisis de calidad de suelos, poniendo especial atención en la textura del suelo, en el nivel de P disponible, el contenido de materia orgánica y el nitrógeno del suelo.
  • Realizar análisis de calidad de semilla: el poder germinativo y el peso de mil semillas son factores claves para calcular la densidad de siembra correcta.
  • Reducir la densidad de siembra a 100-150 plantas.m2. El cálculo de la cantidad de kg.ha a sembrar se debe realizar en cada caso, teniendo en cuenta la calidad de la semilla.
  • Realizar monitoreo de las plagas de suelo (principalmente por la incidencia del gusano blanco).
  • Agregar insecticidas curasemillas al momento de la siembra (para gusano y también pulgones).

Valle bonaerense del río Colorado

Las precipitaciones pudieron favorecer algunos lotes de cebolla temprana implantados. Se realizaron algunas siembras más con pasturas. Sin embargo, las precipitaciones fueron desparejas. Continua el interés por mejoras en los sistemas de riego, previendo la escasez del recurso hídrico para la próxima campaña. La cebolla se está comercializando a buen ritmo con precios buenos producto del faltante estacional de mercadería en Brasil.

Participantes:

  • Servicio Meteorológico Nacional (SMN)
    • Natalia Bonel
    • Hernán Veiga
  • INTA EEA Ascasubi
    • Daniel Iurman
    • Juan Ignacio Vanzolini
    • Alejandro Pezzola
    • Gustavo Zura
    • Rolando Anze
    • Verónica Caracotche
  • INTA AER Médanos
    • Juan Pablo Vasicek
    • Sergio Cuello
  • INTA AER Patagones
    • Andrés Grand

Fecha de elaboración: 13/5/2020