Compartir

La hipomagnesemia es una enfermedad metabólica, que presenta un índice de mortandad de entre el 4 y el 5% de los rodeos afectados. La casuística observada (relevada por el laboratorio de diagnóstico del INTA Balcarce) muestra en general que el 70% de los casos de hipomagnesemia se presentan en vaca parida, alrededor del pico de lactancia, el 26% en vaca gestante y el 4% en vaca seca. El 75% de los casos se registran en vacas, el 15% en vaquillonas, el 7% en novillos y el 2% en terneros. El porcentaje de casos siempre fue mayor en vacas viejas. El Micro Ganadero a cargo de la Ingeniera Agrónoma Josefina Marinissen hace un completo informe al respecto.

Los recursos forrajeros sobre los que se presentó la enfermedad fueron; 43% de los casos en pasturas permanentes, 25% en verdeos de invierno, 18% en campo natural y 3% en rastrojos.

Los meses de mayor frecuencia de presentación en orden de importancia son agosto, setiembre, julio y junio.

La hipomagnesemia como se menciono, hace referencia a un desorden metabólico de los rumiantes asociado con bajos niveles de magnesio (Mg) en la sangre acompañado a veces por una hipocalcemia.

La etiología de la hipomagnesemia es variada. Se puede deber a una carencia en el aporte de Mg por parte del alimento (hipomagnesemia primaria), o a una inadecuada absorción, o utilización debido a la presencia de factores que interfieren con el metabolismo del Mg, (hipomagnesemia secundaria o condicionada).

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1-8.jpg

Debido a que esta enfermedad metabólica es de origen multifactorial, se deben analizar los distintos factores que participan en su presentación (categoría animal – estado fisiológico – forraje que consume – calidad del agua de bebida – condición climática).

El principal sitio de absorción del Magnesio es el rumen por transporte activo y dependiente de la relación sodio/potasio. El exceso de potasio disminuye su ingreso al organismo y el sodio aumenta su absorción. El exceso de proteína aumenta el amonio en rumen que aumenta el pH y baja la solubilidad del magnesio disminuyendo de este modo su absorción.

Las principales pasturas predisponente a la hipomagnesemia son los rebrotes tiernos de principio de primavera y verdeos de invierno por su alto nivel de potasio y NNP y bajo nivel de materia seca, combinado por el estado fisiológico de las vacas que se encuentran en el último tercio de gestación o principio de lactación. POR ESTA RAZON, ATENCIÓN EN NUESTROS RODEOS.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1-8.jpg

Se han detectado dos formas de manifestación de hipomagnesemia;

•             La primera se presenta en época invernal, con una disminución progresiva de los valores de Mg plasmático, y coincide con el último tercio de gestación y el inicio de la lactancia. Las condiciones climáticas que la acompañan son frío, lluvia, poca luminosidad y baja concentración de Mg en las pasturas. Esta situación puede evolucionar hacia una cura espontánea o hacia la tetania.

•             La segunda forma de aparición se presenta a la salida del invierno, o en primavera en animales con muy buen estado corporal y coincide con un aumento brusco de la temperatura y abundantes precipitaciones, condiciones que favorecen en la pastura la aparición de rebrotes, en los cuales el contenido de minerales como Mg y Ca es bajo, el K elevado, el tenor acuoso es alto y la disponibilidad de energía es insuficiente.

LAS PLANTAS Y EL MAGNESIO

La composición de minerales de las plantas se modifica según la especie y sus variedades. Es sabido que las leguminosas contienen más Mg que las gramíneas. El estadio de madurez modifica el contenido de minerales. Las concentraciones de Mg tienden a aumentar en las gramíneas con el grado de madurez, mientras que en el trébol el contenido de Mg se reduce en función del tiempo.

El nivel de intensificación también influencia los niveles de minerales. A mayor intensificación, menor contenido de minerales.

Se considera que la concentración adecuada de Mg en los forrajes, para cubrir los requerimientos del animal, es de 0.20 % de la materia seca.

Entre los elementos que pueden estar presentes en las plantas y que interfieren con la absorción de Mg deben mencionarse: K, nitrógeno y amonio.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1-8.jpg

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los signos clínicos que acompañan a esta deficiencia son:

•             Irritabilidad

•             Reducción del apetito

•             Cabeza y orejas erguidas

•             Dificultad en el desplazamiento, inestabilidad

•             Rechinar de dientes, parpadeo.

•             Hiperventilación

•             Agresividad

El animal cae al piso, con espasmos musculares y si no recibe tratamiento rápido y adecuado, muere.

COMO PREVENIRLA

Una forma de prevenir la hipomagnesemia es suministrar el Mg como parte de la dieta del animal, exclusivamente por vía oral. El uso de inyectable carece de valor como preventivo, ya que el animal no tiene capacidad para almacenar el exceso de Mg que pudiera recibir, y por lo tanto lo elimina por orina. Cuando se dispone de aguas de buena calidad, otra opción es agregar 1.5 gr de cloruro de Mg por litro de agua en los bebederos.

DIAGNOSTICO

El diagnóstico debe realizarse mediante el muestreo de sangre de animales del rodeo afectado. En la sangre se cuantificará la magnesemia.

Nunca se deberán tomar muestras de animales caídos, o agónicos ya que en esos casos es común encontrar los valores de Mg elevados debido a la liberación de Mg durante las contracciones musculares, como consecuencia de la alteración de la permeabilidad de las membranas celulares.

En estos casos se pueden obtener muestras a partir de la orina, el líquido cefalorraquídeo, o el humor vítreo del ojo.

¿CÓMO TRATAR A UN ANIMAL QUE ESTÁ PRESENTANDO LOS SÍNTOMAS?

En el caso de encontrarse un escenario con el animal caído o con síntomas de hipomagnesemia, se debe recurrir a una fuente de Mg inyectable, teniendo en cuenta que sólo elevará la magnesemia durante 24-48 hs, por lo que inmediatamente se deberá asegurar un nuevo aporte de Mg por vía oral.

También para complementar, es necesario suministrar una fuente de energía, precursores de la gluconeogénesis o glucosa por vía parenteral, para favorecer la absorción de Mg.

Por último, mantener al animal hidratado, y si las condiciones climáticas son adversas, protegerlo de las mismas.

BIBLIOGRAFIA CONSULTADA

•             Hipomagnesemia, la enfermedad que se lleva el mayor porcentaje de mortandad en bovinos. Solana Sommantico. www.infocampo.com.ar.

•             Hipomagnesemia en bovinos para carne: Como prevenirla. Lic. Bioq. Susana Cseh.

www.engormix.com/ganaderia-carne.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josef-publi-1-8.jpg