Compartir

Daniel Iurman, Coordinador Territorial del Inta Hilario Ascasubi se refirió a la situación de la cebolla en la región. La campaña inicio con una superficie de 9000hct con ciertas complicaciones ajustándose bien a la disponibilidad de agua para riego, con alguna lluvias que ayudaron y posibilitaron terminar la campaña con buena calidad y cantidad de cebolla, a un buen precio. “Son número relativamente buenos, ni son extraordinarios, ni son malos” sostuvo Iurman.  También ayudaron a tener buen precio en la región algunos problemas en la producción del noreste de Brasil y la pandemia de coronavirus, que hizo disparar el precio en frontera y género efervescencia de ventas. “hay que lograr que gran parte de la producción pueda salir a Brasil y evitar la sobreoferta” indicó Iuramann y recordó que “el año próximo será complicado por la crisis hídrica y ya muchos productores se han marchado en busca de otras tierras con riego”.