Compartir

Se trata de los 41 bolivianos que se encontraban con alojamiento humanitario en la Escuela de Argerich. Luego de las gestiones realizadas entre el municipio de Villarino y el consulado de Bolivia ante migraciones, les han permitido retornar a su país. Estas personas se encontraban con buen estado de salud y no presentaban síntomas de acuerdo a los controles sanitarios que se le practicaron.