Compartir

Se trata de Susana Peláez que viajo a Suecia en el mes de enero a visitar a una hija y cuando se decretó la pandemia por el coronavirus no pudo regresar a nuestro país. Susana tenía pasaje de vuelta el 24 de marzo pero los vuelos están paralizados. El pasaje se lo reprogramaron para el 17 de abril, pero la afectada es poco optimista con que pueda regresar. “Cuando llegue no se hablaba  nada ni se sabía nada (del coronavirus), se conocía como la enfermedad que estaba en China. Las medidas aquí son muy diferentes al resto de Europa, recién están poniendo ciertas restricciones. Acá confían en que el propio ciudadano tome las precauciones. Shoppings están andando, al igual que colectivos, escuelas y jardines que siguen funcionando”. Escucha la nota completa.

Susana contaba que Suecia es un país muy particular, la gente es muy individualista y le importa poco lo que ocurre fuera de su territorio. “hay un gran porcentaje de personas que viven sola”.Susana comentaba que su hija vive en un sector rural de Suecia, con pocos vecinos alrededor, por lo que el contacto es nulo. En lo que son las grandes ciudades como Estocolmo, se han empezado a tomar algunas medidas. “acá recién se entró en primavera por lo que mucha gente esta saliendo tras varios meses de encierro (por el frio)”comentaba.