Compartir

Ana Maidana viajó junto a una amiga a Perú cuando se decretó el cierre de fronteras por el avance del Coronavirus. Luego de varios días de incertidumbre, de no saber si desde la embajada argentina se iba a repatriar a varios nacionales varados, les avisaron (el 2 de abril) que tenían los pasajes para retornar nuestro país. En dialogo con la Zfm, Ana nos contó cómo se vivió el regreso a la Argentina. (foto: La Nueva)

Salimos en micro hasta el aeropuerto custodiados por la policía, allí nos revisaron el equipaje, nos tomaron la fiebre, el que tenía fiebre no viajaba; y desde cusco volamos hasta Arequipa”, indico la entrevistada. De allí el contingente argentino era distribuido en dos aviones Hércules que los trasladaban después de 6 horas de vuelo hasta El Palomar. Luego fueron trasladadas hasta Retiro: “Firmamos la declaración jurada de salud, allí no nos dieron duplicado y después tuvimos problemas en la ruta por no tener papeles, nos paró Gendarmería y tuvo al micro demorado como 7 horas”.

El micro llego a Bahía Blanca sobre la medianoche del 5 de abril, desde allí viajaron hasta Pedro Luro en el auto de la compañera de viaje, que lo tenia en aquella ciudad, arribando a las 2 de la mañana a nuestra localidad, donde se encuentran realizando la cuarentena por dos semanas. “el monitoreo aquí consiste en tomarse la fiebre todos los días, informar si hay algún síntoma”