Compartir

Manu Alessandrini es un lurense que se encuentra viviendo y trabajando en Australia. Durante este 2020 aquel país ha sufrido los grandes incendios de comienzo de año, y ahora con el coronavirus. “El inicio de la pandemia nos agarró en Sidney, estábamos parando en un hostel, los casos empezaron de a poco pero cada vez se fueron dando más cercano. Por eso con otros tres amigos decidimos viajar al norte de Australia en Port Douglas, donde no hay ningún caso” indicó el entrevistado y añadió que el día después que viajaron, el gobierno cerro las fronteras entre estados.

“Alquilamos un auto recorrimos 2500km en menos de 30 horas casi sin para con tal de llegar a un lugar mas seguro”. El lugar elegido fue  Port Douglas, un pueblo turístico de poco más de 2000 habitantes fijos. “Al cerrarse los vuelos, llegamos a un pueblo casi fantasma, hay hoteles, hostel y esta todo vacio. Estamos pagando un departamento por semana lo que pagábamos antes por día”.

“La cuarentena nunca fue obligatoria, fue por cuenta propia. El estado dio algunas recomendaciones. En un mes se frenó mucho el número de contagios por día (entre 20 y 21), es increíble cómo la gente los respeto acá”. Según los últimos números son 6700 infectados y 74 fallecidos.

Manu nos contaba cómo funciona el sistema de salud para los viajeros: “El sistema de salud no es privado. Como viajeros tenemos la obligación de contar con un seguro de viaje. Me va a cubrir los estudios y la internación. Pero en caso de dar positivo de covid-19 no te cubre más y cada uno se debe hacer cargo”

Economía

Como en todo el mundo, la economía se vio afectada en Australia.  “En principio fue duro, nosotros habíamos trabajado antes así que  teníamos ahorros. Pero se frenó todo, hay mucha gente que se desempeña en el rubro gastronómico, gente que se quedó sin trabajo. El campo también se vio afectado pero de a poco se está reactivando viendo que la curva de contagios se va aplanando. Por lo que mucho de los viajeros que estaban en las ciudades se están yendo a trabajar en granjas.  También el estado  lanzó una propuesta por Facebook donde ciudadanos australianos se ofrecen a darte casa y comida a cambio de alguna ayuda que uno le pueda brindar”.