Compartir

La ganadería nacional está atravesando procesos de cambios profundos. La modificación del sistema pastoril puro, tradicional de la Argentina, está mutando a distintos tipos de sistemas que incluyen desde la suplementación con granos, con productos industriales o forrajes conservados, hasta la alimentación a corral. Esto sin lugar a duda requiere de un cambio y una adaptación por parte del productor, donde aumentar la flexibilidad de su sistema, sería una de las acciones, además de la mejora en la utilización de los recursos forrajeros y de la producción en ambientes con mayores limitaciones tanto edáficas como climáticas. A continuación un informe completo brindado en el Espacio Ganadero a cargo de la Ingeniera Agrónoma Josefina Marinissen.

La situación descripta en relación a los cambios en los sistemas productivos y la necesidad de optimizar el uso de los recursos, no difiere mucho de la realidad de la Zona de Riego del Valle Bonaerense del Rio Colorado (VBRC), situado al sur de la provincia de Buenos Aires, donde la ganadería es una de las actividades de relevancia que sustentan al producto bruto regional.

La necesidad de mejorar la productividad optimizando la relación kilogramo de materia seca por milímetro de agua empleado, hace fundamental la incorporación de tecnologías en alimentación y manejo de rodeos. Es así que la mayoría de los sistemas ganaderos de la región del VBRC, utilizan recursos como los silajes de planta entera de recursos estivales, con grandes volúmenes de materia seca por hectárea, como principal fuente de alimento durante la totalidad del ciclo productivo de los animales (recría/invernada – terminación), comenzando su empleo desde el otoño (bache de producción forrajera), hasta entrada la primavera en la mayoría de los sistemas productivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josefina-auspicios-2.jpg

Desde el punto de vista nutricional, los silajes de planta entera de verdeos de verano (maíz, sorgo) son deficientes en proteína (6,8 ± 1,2% PB), comportándose básicamente como un alimento energético y fibroso. La formulación de una dieta en base a estos recursos, que cubra los requerimientos de los animales, requiere necesariamente del acompañamiento de una fuente proteica como, pasturas base alfalfa, verdeos de invierno, concentrados proteicos de origen vegetal, entre otros. La incorporación de fuentes proteicas, adquiere mayor relevancia en animales en la fase de recría.

Silaje de maíz de planta entera en RECRÍA.

El periodo o fase de recría se define como la del crecimiento animal, dado por el aumento de los tejidos musculares, óseo y graso, medido usualmente como un cambio en el peso vivo. La importancia de este período radica en que es el momento en el que el animal es más eficiente en la conversión de alimento a músculo, sumado a que corresponde a la etapa del ciclo en la que más cantidad de kilos se producen.

En general, el nivel de proteína necesario en la dieta de animales en crecimiento es de 12 a 18% de la materia seca total. Considerando que el silaje, es bajo en proteína, queda claro que para esta categoría es preciso entonces suplementar o complementar con proteína extra, de lo contrario el resultado final se traduce en una baja eficiencia en la fase de recría y la consecuente baja en el rinde del animal terminado.

Donde encuentro esa PROTEINA

La proteína que esta categoría en crecimiento necesita está presente en los forrajes verdes, es decir en estado de hoja (pasturas, verdeos) y en los concentrados proteicos de origen vegetal (expeller de soja, girasol entre los principales) y de origen animal (harinas de pescado). Se podría emplear el silaje en autoconsumo luego del pastoreo diario de las pasturas o verdeos, o bien ofrecer en comedero los concentrados antes mencionados, estas posibilidades dependen básicamente de las opciones presentes (recursos forrajeros disponibles, infraestructura, personal capacitado) en cada establecimiento.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josefina-auspicios-2.jpg

Algunas propuestas de DIETAS para Invernada/recría.

Una de las propuestas más comunes y quizá más empleada en nuestros sistemas extensivos es el uso de los silajes de planta entera en conjunto con pastoreos de algún verdeo o una pastura durante el periodo de invernada, con el objetivo de ofrecer a los terneros/novillitos la cantidad de proteína verdadera que necesitan para conformar su estructura. En este punto quisiera recordar algunos aspectos;

  • Periodo de invernada o recría (desde el destete hasta los 280kg de peso vivo), los animales requieren consumir dietas con no menos de 16% de proteína, si no lo hacen no logran conformar su tejido óseo y muscular.
  • Los ganaderos producimos carne=musculo, no “novillos” o “gordos”.
  • Los silajes ofrecen fibra y energía, de modo que se requiere SI o SI complementar con proteína. NUNCA PUEDEN FUNCIONAR COMO UNICO ALIMENTO PARA LA RECRIA.
La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josefina-auspicios-2.jpg


Propuesta de DIETA.

Los ejemplos los realizaremos sobre terneros de 200kg de peso vivo, con 7 meses de edad promedio además de un tamaño corporal medio.

Silaje de maíz (alto grano) + verdeo de invierno con vicia/pastura de alfalfa.

Una dieta de este tipo para garantizar el contenido proteico que el animal requiere, debería estar constituida con una proporción de silaje del 35% (12,7kg de silo “tal cual”o materia fresca MF) y una de 65% de verdeo (18kgMF), esto garantiza además una ganancia de peso de 650g/animal/día, que permite lograr una excelente recría.

Teniendo en cuenta que el balance proteico/energético de la dieta es bueno (el rumen está funcionando bien), puedo si quiero mejorar la ganancia de peso diaria, ofrecer un grano.

Cuanto grano?, se considera que a pastoreo no es conveniente superar el 1,5% del peso vivo del animal en grano, ya que no serian capaces de asimilar mayores cantidades. Recuerden que cada kilo de grano que el animal no trasforma en carne, son en el caso del maíz 12$/kgMS que perdemos, eso por la cantidad de grano en exceso por 100 animales por 30dias….es mucha plata. Entonces si un animal de 200kg podría aprovechar en pastoreo 3kg y por las dudas le ofrecemos 4,5kg, entonces estaríamos “desperdiciando” 54.000,00$ al mes. PARA REFLEXIONAR!!!!

Volvamos a la dieta, quedamos en mejorar los 650g de ganancia de peso con el agregado de grano, como propuesta dado que tendremos que comenzar a reemplazar maíz por granos de cultivos de invierno (escases de agua), propongo usar “cebada”.

La cebada es un grano muy noble y de alto valor nutricional, tiene además la capacidad como todos los granos provenientes de cereales de invierno, de degradarse casi totalmente en el rumen. Con esto logramos tener toda la energía en este sitio lista para unirse – acoplarse con el nitrógeno disponible producto de la digestión ruminal de las proteínas del pasto, que de casualidad también son altamente solubles en este sitio!!!!. Esto propicia una sinergia que necesariamente se traduce en eficiencia de producción, es decir ganancia de peso.

Entonces???, cuanto grano de cebada le ofrezco al ternero de 200kg, el 40% de la dieta deberá ser en cebada, esto representa unos 2,6kgMF/día, con la reducción proporcional en verdeo (18kgMF vs 10kgMF) y silaje (12,7kgMF vs 3,7kgMF). La suplementación mejora la ganancia de peso en 300g además de reducir la cantidad de recursos forrajeros. En el caso del verdeo una suplementación con grano al 40% de la dieta, permitiría reducir la superficie de 11 a 6ha (considerando 100 animales por 30 días) y en el caso del silajes, reducimos los metros lineales de bolsa consumida de 11 a 3. PARA ANALIZAR.

Qué pasa con los COSTOS?

En la mayoría de los casos, se cree que incorporar una suplementación en este caso energética “grano” incrementa los costos por el valor de los granos. Teniendo en cuenta que la mejora en la ganancia de peso es sustancial, cuando analizamos la productividad a través del costo del kilo producido, vemos que esta es muy superior cuando agregamos un grano. En este ejemplo, el agregado de 2,6kgMF de grano de cebada, permite una mejora en el costo del kilo de 3,5$ (44,5$/kg sin grano vs 41$/kg con grano).

ESTOS NUMEROS PONEN EN EVIDENCIA LA NECESIDAD DE SABER POR UN LADO QUE TIPO DE RESERVA TENEMOS (ANALISIS QUIMICO), POR OTRO LAS NECESIDADES DE LOS ANIMALES, Y FINALMENTE QUE TENGO PARA COMBINAR Y COMO LO HAGO PARA HACER EFICIENTE LA PRODUCCIÓN! ESTO ES EL “ARTE DE LA NUTRICIÓN”!!!!

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es josefina-auspicios-2.jpg