Compartir

La misma se realizó en la Intendencia de Riego de Pedro Luro junto a productores y el Consorcio Hidráulico. Se planteó la crisis hídrica para el periodo 2019-2020, las estimaciones del pronóstico de escurrimiento indica un 42% de caudal del Rio Colorado, lo que significa entregar casi un 25% menos de agua para riego. “Es muy significativo ya que nunca había ocurrido una baja tan grande. Con 1200 hectómetros cúbicos se estima entre 21 y 23 % menos de agua entregada para el riego. Hay que ser muy eficientes en la utilización del agua y a su vez necesitamos el apoyo de nación  provincia para la obras en la zona. Obras de infraestructura importantes para sobrellevar situaciones como la que nos toca” indico León Somenson, Administrador de Corfo Rio Colorado.