Compartir

Se trata de la Aplicación “Criollo mochilas” para celulares y Smartphone que brinda las herramientas necesarias para realizar la calibración de mochilas pulverizadoras. Permite calcular el gasto del equipo para una condición de trabajo dada y calcular el volumen pulverizado en l/ha. La misma fue ideada y desarrollada por Juan Pablo D´Amico; Santiago Crocioni del Inta Ascasubi. Cuenta además con un calculador de mezclas que permite determinar con exactitud la cantidad de producto necesario en cada carga para respetar la dosis prescripta. También realiza los cálculos de los insumos totales y la cantidad de cargas en función de la superficie del lote y el volumen pulverizado por hectárea.

Lo cálculos realizados se almacenan en reportes y pueden ser compartidos por WhatsApp, mail o redes sociales.

Como herramienta opcional cuenta con un auxiliar sonoro que guía al operario para seguir un ritmo uniforme de avance.

Criollo mochilas está pensada para la horticultura y otras producciones intensivas que son mayormente periurbanas y de escala familiar. Es una herramienta que aprovecha la gran capacidad de los teléfonos modernos para facilitar las buenas prácticas agrícolas, proteger a las personas y cuidar el medio ambiente.

 

Está disponible en Google Play y es de descarga gratuita. Es compatible con SO Android y fue desarrollada en la EEA Hilario Ascasubi donde también se desarrollaron las Apps Criollo y Criollo Atomizadores.

 

 

Desarrollo de la App Criollo Mochilas

Autores: Juan Pablo D´Amico; Santiago Crocioni. EEA Hilario Ascasubi.

Objetivo: brindar herramientas para mejorar la calidad de aplicación de agroquímicos en la agricultura familiar y la producción vegetal intensiva.

 

Introducción

La aplicación de agroquímicos destinada a la protección de los cultivos es una labor critica ya que implica el manejo y liberación de productos con cierta toxicidad al ambiente. A nivel global, existe un cuestionamiento creciente por el impacto ambiental que tienen estas prácticas, que se traduce en barreras comerciales y mayor control sobre los estándares de producción. Existe una gran brecha entre las prácticas de aplicación de agroquímicos usualmente llevadas adelante y las practicas correctas, también denominadas buenas prácticas agrícolas. Las acciones que contribuyan a difundir y factibilidad la ejecución de las buenas prácticas agrícolas propenderán a cerrar esa brecha, reduciendo el impacto ambiental de la actividad [1]. En este marco, resulta estratégico el desarrollo de herramientas basadas en la disponibilidad tecnológica que brindan los dispositivos móviles, masivamente distribuidos en la población objetivo [2, 3].

El grupo de trabajo de la EEA H. Ascasubi inició en 2016 el desarrollo de una aplicación que brinden las utilidades para la realización de cálculos y la gestión de información relacionada con la calibración de pulverizadoras de botalón denominada CRIOLLO. El desarrollo logró una buena difusión y una cierta aceptación entre los usuarios. Actualmente la aplicación cuenta con más de 5000 descargas y una calificación de los usuarios de 4,7 en el playStore de Google.  Posteriormente se desarrolló, en 2018, una app de similares prestaciones y utilidades destinada a los usuarios de pulverizadoras hidroneumáticas o atomizadores, denominada “CRIOLLO Atomizadores”

El desarrollo actual busca completar la oferta de herramientas destinadas a pulverización con una App específica para la calibración de pulverizadoras tipo mochilas. La relevancia de este desarrollo radica en que la población objetivo es mayormente de agricultura familiar y prácticamente en su totalidad dedicada a la producción de alimentos frescos o mínimamente procesados localizada en áreas periurbanas.

La labor de pulverización agrícola requiere la realización previa de diferentes procedimientos, de los cuales, los de mayor relevancia son la calibración del equipo, la verificación del funcionamiento del mismo y el cálculo de las mezclas.

Dado que los equipos tipo mochila de accionamiento manual carecen de elementos de medición de los parámetros de pulverización (presión de trabajo y velocidad de avance) el procedimiento de calibración es empírico y consiste en una prueba de operación previa a la realización de la labor.

La operatoria consiste en realizar un simulacro de labor sobre una superficie de área conocida con un volumen inicial conocido de líquido en el tanque de la máquina. Luego de realizada la aplicación se proceda a medir el volumen final remanente en el tanque. La relación entre la diferencia de volúmenes y el área tratada arrojara le volumen pulverizado.

La calibración del equipo debe realizarse para identificar el punto de operación del volumen pulverizado asumiendo que los demás parámetros permanecen constantes durante la labor y no son cuantificados.

En el tanque de la maquina se debe incorporar el agua y los productos que van a componer el caldo de pulverización. Las cantidades de cada componente están en relación con la capacidad del tanque de la máquina, la superficie a tratar, el volumen pulverizado por hectárea y la dosis de cada producto. Es preciso incorporar las cantidades correctas para mantener la dosis prescripta y evitar los sobrantes de caldo que luego deben ser descartados. En condiciones de campo, la ejecución de estos cálculos resulta compleja, la falta de herramientas informáticas que permitan realizarlos y gestionar la información correspondiente demanda una ardua tarea que atenta contra la precisión de los cálculos y la fidelidad de los registros.

 

  1. Criterios y cálculos de desarrollo

El objetivo específico de este trabajo es desarrollar una herramienta que, en condiciones de campo, permita resolver los cálculos involucrados en los procedimientos y gestionar la información emergente de ellos. Para el desarrollo se establecieron las siguientes premisas:

  • El uso de la aplicación implica el seguimiento de un protocolo de trabajo, definido implícitamente por la estructuración del entorno del usuario, y el flujo de datos.
  • El entorno del usuario queda definido por una pantalla por cada herramienta de cálculo. El diseño permite una operación intuitiva de la aplicación.
  • La transcripción de datos se realiza de manera automática entre las herramientas de cálculo, restringiendo la carga manual de información a lo estrictamente necesario.
  • La funcionalidad de la aplicación y sus principales herramientas de cálculo prescinden de conectividad.
  • La información generada puede guardarse y compartirse por diferentes medios en función de la disponibilidad de conectividad.

El desarrollo de los cálculos y el diseño de la estructura de la aplicación se realizaron en base a los procedimientos recomendados por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria [5, 6]. La programación se realizó utilizando el asistente de desarrollo Android Studio [7].

En la primera pantalla se ubica el menú principal que consta de seis opciones: a) Parámetros de aplicación; b) Ritmo; c) Calculador de mezclas; d) Seguridad y prevención; e) Reportes; f) Información y ayuda.