Compartir

Tras el receso invernal los chicos de la Escuela 33 no han podido regresar a las aulas debido a la rotura de un caño de gas. El día viernes una máquina que trabaja en el lugar realizando refacciones, daño parte de la cañería exterior y obligó a suspender las clases el lunes y martes. Según comento la Presidenta del Concejo Escolar de Villarino, Andrea Sposetti, se ha precintado el medidor y se aguarda que el ente regulador del gas pueda verificar la reparación,que ya está hecha, y así suministrar el servicio con normalidad.