Compartir

Debido a la falta de fondos la Comisión de Festejos de Hilario Ascasubi decidió no realizarla la Fiesta Provincial en este 2016. “El día jueves se mantuvo una reunión con el Director de Cultura Julio García, quien les manifestó que a raíz de la reorganización del gobierno a nivel provincial y distrital, no se pudieron conseguir fondos para solventar los costos” sostuvo Julio Steimbach (integrante de la comision) a la Zfm “nos propusieron realizarla en el segundo semestre pero decidimos postergarla hasta el 2017”. Además descartó versiones que hablaban de una mala relación entre la comisión y el nuevo gobierno de Villarino. Por su parte, Ariel Scorolli, Director de Gobierno sostuvo: “No hubo mala predisposición, sabemos cómo encontramos el gobierno. Se le propuso cambiar de fecha para el segundo semestre, como se hizo con la Fiesta del Ajo”. Y agrego que continuaran dialogando con la comisión para ver si logran cambiar la decisión tomada y poder tener la fiesta en este 2016.

Nota de la Comisión de Festejos de Hilario Ascasubi

“En nombre de toda la Comisión de Festejos y a pedido de la cantidad de mensajes que hemos recibido queremos dar las explicaciones del porqué se tomó la decisión de no realizar la 10° Edición de la Fiesta Provincial de la Cebolla.

En primer lugar comentarles que fue una decisión muy dolorosa la que tuvimos que tomar ya que en el caso de algunos integrantes fueron los que lucharon para volver a retomarla y empezar a enfrentar un desafío que era muy grande en aquel mes de septiembre del 2008.

Por aquel entonces el gobierno que conducía los destinos de Villarino no dudó un instante en apoyarnos, al igual que el gobierno posterior que cumplió su mandato el pasado 10 de diciembre del 2015.

Las primeras comunicaciones con el actual gobierno las realizamos con el delegado municipal para luego contactarnos con el director de Cultura de Villarino y las reiteradas respuestas eran que estaban trabajando y gestionando en La Plata y en el Gran Buenos Aires por dicha fiesta hasta que el último día jueves pasado, 10 de marzo, nos comunicamos con el director de Cultura para ver cómo le había ido en el último viaje a la ciudad cabecera de la provincia y su respuesta fue que las autoridades tanto provinciales como las del distrito se están organizando por los cambios de gobierno y no tenían nada en claro todavía.

Sí nos propusieron pasar la fecha para el segundo semestre de este año. La respuesta de toda la comisión fue que no.

Ahora, pasamos a explicar el por qué. Los empacadores nacionales y extranjeros; trabajadores que vienen hacer la temporada; productores; auspiciantes; empresas expositoras y público en general, que son los que realmente hacen la fiesta, en varias oportunidades y durante estos años atrás, nos manifestaron que la fiesta se tiene que realizar cuando estamos en plena producción y no cuando ya finaliza la temporada, porque queda poca gente en la zona.

Aparte, otro de los motivos es que la comisión a partir del mes de julio empieza ya a trabajar para el aniversario de Hilario Ascasubi, que se realiza el primero de septiembre, llevando los festejos para el primer fin de semana del mes.

Esperamos que con esta respuesta se aclaren muchas dudas y sepan entender que no es un problema de la comisión con el nuevo gobierno, ya que hay integrantes que han trabajado siendo funcionarios del gobierno anterior y no mezclan o dejan de trabajar por una institución tan importante para nuestra localidad como lo es la Comisión de Festejos; que tampoco los integrantes hayan saqueado los fondos de la comisión durante estos años y tantas barbaridades más que se han hablado durante estos días, que lo único que se logró es aumentar la amargura a cada integrante de la comisión.

Sólo el que ha participado y está actualmente, desde aquel año 2008 hasta la fecha, trabajando más los nuevos integrantes que se fueron sumando, sólo nosotros podemos decir el sacrificio que cuesta una fiesta así, que lleva tres meses en organizarla; venderla y presentarla; y luego, finalizada, tenemos 30 días más para terminar de saldar todo.

Así que todos los que dicen; hablan; opinan y critican, no sólo no son capaces de integrar, colaborar en una comisión y menos trabajar, sino que sólo aparecen cuando ya está todo organizado y para la foto del día final.

Queremos dejar en claro que el dolor es muy grande de parte de toda la comisión porque hemos luchado muchísimo para lograr que hoy sea lo que es y de repente que no se haga.

Sólo le hemos puesto todos estos años el corazón; tiempo; muchas ganas; correr muchísimos riesgos, sólo para agasajar a un producto con el cual todos y cada uno estamos ligados.

También para que nuestro distrito y nuestra economía regional sean reconocidos y valorados en nuestra provincia y en todo el país.

Sabemos entender; respetar; y confiar en el gobierno actual y en sus funcionarios, en no haber podido gestionar a tiempo el apoyo en este primer semestre para realizar un evento tan esperado por toda la comunidad de Villarino.

¡Muchísimas gracias a todos los que confiaron en nosotros y siguen confiando!”.