Micro Ganadero de INTA: Mortandad de animales

Micro Ganadero de INTA: Mortandad de animales

1368
Compartir

El micro Ganadero de INTA a cargo de la Ingeniera Agrónoma Josefina Marinissen trato este viernes un tema común que afecta a los productores ganaderos como es la muertes de animales que muchas veces no se sabe por qué se dio; y el posterior manejo de ese animal sin vida. Por tal motivo se recurrió a la palabra autorizada del Médico Veterinario Luis Ríos, quien brindó claros conceptos sobre cuáles pueden ser las causas de la mortandad de animales y cómo se debe manejar el productor ante esta situación.

 

Tanto en cría como en invernada hay distintas enfermedades que alteran el resultado productivo. La medicina utilizada en los rodeos ganaderos es en gran medida preventiva, limitándose a la curativa solamente en los casos de urgencia.

A continuación se enumeran las enfermedades más comunes en nuestra región y la forma de prevenirlas.

En principio estas enfermedades se pueden dividir en tres grandes grupos:

  • Enfermedades de la supervivencia
  • Enfermedades de la reproducción
  • Enfermedades de la producción

 

Las “Enfermedades de la Supervivencia” se caracterizan por producir muerte en el animal enfermo. Estas son:

 

CARBUNCLO: Ocasionado por una bacteria esporulada lo cual prolonga la capacidad infectiva por largos periodos de tiempo. Es zoonosis, mortal, de evolución muy rápida, por lo tanto ante una presencia de brote, se recomienda consultar a un medico lo antes posible.

Los cadáveres no deben abrirse, sino enterrarse inmediatamente. A la fosa debe añadirse cantidades adecuadas de cal viva. Se debe presentar precaución con animales que se encuentren en contacto con los infectados. En caso de utilizarse desinfectantes se recomienda el uso de formol al 10%.

Se previene vacunando a todos los animales a partir de los 6 meses una vez al año, en caso de los campos problema (“Campo Malditos”) se debe vacunar 2 veces al año, es importante considerar que es una enfermedad de vacunación obligatoria (ley nacional) y que es la vacuna mas económica del mercado.

 

CLOSTRIDIOSIS: Dentro de esta hay un grupo de enfermedades con características similares, de evolución rápida. La mayoría no son zoonosis. Las más comunes son:

 

  • Mancha: es una enfermedad que produce una miositis gangrenosa de curso agudo y mortal de los rumiantes. Afecta principalmente a animales de 3 meses a 2 años.
  • Gangrena Gaseosa: enfermedad enfisematosa generalmente de curso mortal, el Clostridium está ampliamente distribuido en suelo, por otra parte es un habitante normal del intestino pudiendo una vez producida la muerte invadir los tejidos rápidamente. La puerta de entrada siempre es una herida, ya sea del tracto digestivo como vías genitales. El microorganismo es vehiculizado por el polvo que contamina las heridas.
  • Hemoglobinuria Bacilar: es una enfermedad infecciosa, aguda y toxemia producida por el Clostridium haemolyticum que afecta principalmente a bovinos y ovinos, Son susceptibles los animales en mejor estado corporal, jóvenes y con lesiones a nivel hepático por alteraciones metabólicas, preñez avanzadas, plantas tóxicas, químicos, no se debe descartar la posibilidad de la formación del medio anaerobio a partir de una dieta con alto contenido de nitrato, punción accidental del hígado.
  • Muerte Súbita: de curso sobreagudo, no se observan signos clínicos.

Se previenen mediante la aplicación de vacunas polivalentes a los terneros y terneras a partir de los 4 meses de vida, debiendo aplicar 2 dosis en primovacunación con repetición a los 21 a 42 días; luego se realiza una vacunación anual.

 

TRASTORNOS ALIMENTICIOS

 

METEORISMO ESPUMOSO: es un trastorno digestivo que se caracteriza por la formación de una espuma estable en el rumen, que es originada por la presencia de una proteína (específica), transformando el gas de la normal fermentación en espuma, la cual no es eructable. Los principales factores que determinan su aparición se encuentran, en el tipo de alimento, en el propio animal y en el clima.

Las leguminosas de mayor riesgo son: alfalfa (Medicago sativa), trébol blanco

(Trifolium repens), trébol rojo (Trifolium pratense), y trébol subterráneo (Trifolium

subterraneun). Estos vegetales cuando se encuentran en crecimiento presentan una rápida digestibilidad por los microorganismos del rumen y sus hojas contienen gran cantidad de sustancias productoras de espuma.

 

Con respecto al clima, éste influye en la presentación del timpanismo espumoso porque determina grandes variaciones en el desarrollo y composición química de los vegetales. La primavera y el otoño son las estaciones más peligrosas porque el pasto es joven y las hojas contienen gran cantidad de sustancias espumantes.

Los signos clínicos que se observan pueden aparecer a los 15 minutos del comienzo de la ingesta. Inicialmente se observa un abultamiento en la parte superior del flanco izquierdo. El animal siente un malestar demostrado por sus movimientos, sus actitudes de levantarse y echarse, patearse los flancos y revolcarse. Se observa una dificultad respiratoria con aumento de la frecuencia. Por lo general el animal disminuye o cesa el consumo de pasto.

En la etapa final se deforma el flanco derecho debido al pasaje del contenido espumoso a los demás estómagos. Por último, el animal se echa casi siempre sobre el lado derecho, cesa la respiración y muere.

Algunas recomendaciones:

Manejo:

  • Cortar y preorear la pastura; luego del corte se coloca en andanas y se orea por 1 a 4 días, no aplicable en días lluviosos. Esta misma técnica clásica ha sido modificada en base al principio de mezcla de la comida (hoja/tallo de las leguminosas) al ser cortadas, con lo que solo el hecho de cortarlas tendría un impacto positivo sobre la prevención del empaste, sin la necesidad de hacer el preoreo. Esta técnica disminuye su efectividad cuando se realizan cortes en alfalfas pasadas (más allá de la floración) donde se observa un rebrote basal de buen porte el cual es seleccionado por el animal fuera de las andanas cortadas.
  • Aumentar la carga instantánea; se basa en el supuesto de que disminuye la selección por el animal pero depende de la relación hoja‐tallo presente, de la proporción de fibra y materia seca de los tallos, como del porcentaje de gramíneas acompañantes y de su estado vegetativo.
  • Realizar una vigilancia adecuada (Capacitación del Personal “Nadie defiende lo que no conoce”).
  • Evitar ayunos (encierres prolongados, encierres nocturnos) nunca el animal debería entrar con hambre.
  • Fallas en los alambrados eléctricos

 

Aplicación de productos en la pastura:

  • Paraquat: determina un moteado moderado sobre las hojas. El pasto puede comerse a las 48 horas de aplicado. Si la pastura tiene una estructura aérea muy densa puede conservar su peligrosidad, en los rebrotes basales.

 Aplicación de productos en el rumen:

  • Ionóforos: son antibióticos presentados en bolos intraruminales o en polvo. Se están encontrando problemas de toxicidad por su dificultad para mezclar el polvo.

Su uso está indicado para animales de más de 200 Kg. de peso vivo.

  • Dimetil‐Polixiloxano: actúa como tensioactivo y se aplica en el agua de bebida. No ofrece seguridad porque la droga no logra soluciones muy estables en las condiciones que se encuentra el agua de los bebederos y porque el consumo por animal es muy variable en cantidad y frecuencia. Lo mismo sucede con el polvo ofrecido en bateas. En el caso de poder mantener una dosificación diaria en los niveles adecuados si serian efectivos.

TRATAMIENTO: Esta recomenda la inciso punción del rumen sobre el flanco izquierdo con el fin de evitar el colapso respiratorio, esta debería realizarse con un objeto punzante redondeado para evitar que la herida se extienda y complique el cuadro con una peritonitis generalizada.

Esta punción debe realizarse en forma tal, que estando sobre el lado izquierdo del animal se ingresa sobre la fosa del ijar en dirección a mano derecha del animal, de esta manera disminuimos la posibilidad de afectar algún otro órgano.