Uso de Agua del Rio Negro: la UNS estima beneficios productivos y...

Uso de Agua del Rio Negro: la UNS estima beneficios productivos y económicos para Villarino y Patagones

813
Compartir

Tras un estudio llevado adelante por la universidad Nacional del Sur, la utilización de agua del Rio Negro para regar la zona productiva de los distritos de Villarino y Patagones generará un crecimiento del valor bruto de producción en ambos distritos no inferior a los 750 millones de dólares anuales.

(Fuente: lanueva.com)

En total, el incremento del producto bruto sería de 750.243.274 dólares, pasando de los 394.859.280 del último año a 1.145.102.554 una década después, lo que representa una suba del orden del 190%, casi triplicando los números de hoy. En cantidad de hectáreas, se pasaría de las actuales 96 mil de Corfo -debido a las restricciones en el uso del agua del río Colorado- a unas 440 mil, lo que representa un quinto de la superficie que totalizan ambos territorios.
Estos números se desprenden de un estudio llevado a cabo desde la Universidad Nacional del Sur y financiado por la Cámara y la Bolsa de Productos y Cereales de Bahía Blanca, en el que se relevaron unos 1,65 millones de hectáreas de ambos distritos y contempla un cupo de 201 metros cúbicos del río para el territorio bonaerense.

El estudio, presentado días atrás en la Bolsa de Cereales bahiense, se centró en seis sectores perfectamente definidos en ambos distritos: la zona de riego del valle bonaerense del río Colorado, hoy a cargo de Corfo, de poco más de 500 mil hectáreas con, hasta el momento, un potencial de riego de 140 mil; el norte y oeste de Villarino, con 274 mil y 82 mil hectáreas, respectivamente; y tres sectores más en Patagones, dos que bordean el río Negro y uno limitado por el área de Corfo y el mar, sobre la zona de Stroeder, de unas 800 mil hectáreas en su totalidad. En cada una de ellas se determinó el producto bruto, tomando en cuenta variables como producción agropecuaria, consumo de combustible y otros productos, por ejemplo.
En su totalidad, estas áreas pasarían de poseer 74% de campos naturales, con un 19% de carga animal y 3% de superficie regada, a un 45% de campos naturales, 57% de carga animal y aproximadamente un 25% de su superficie regada.
Los números a los que se llegó fueron contundentes: de las 92.500 hectáreas que se regaron en el VBRC en 2017, si se le sumase riego desde el río Negro, en diez años se estarían irrigando unas 440 mil, lo que representa un crecimiento superior al 350%.
En ese período, el consumo de urea crecería un 266%; de gasoil, 157%, y la toma de mano de obra se vería incrementada un 136%. Teniendo en cuenta la producción agropecuaria proyectada, se estima que la cantidad de fletes crecería entre 30 mil y 40 mil por año.